logo

blanco

DESVIACIÓN DEL TABIQUE NASAL

También conocida como desviación septal.

Definición: Es un conjunto de malformaciones y/o deformaciones del tabique o septum nasal:

  1. Las malformaciones son consecuencia de un trastorno del crecimiento del    cartílago nasal, provocando una importante dificultad respiratoria con el paso   del tiempo.
  2. Las deformaciones son consecuencia de traumatismos en la nariz con fractura  de huesos nasales o fractura-luxaciones aisladas del tabique. El inicio de la    dificultad respiratoria suele estar relacionado con la importancia del    traumatismo.
TABIQUE NASAL

El septum nasal es una pared de cartílago y hueso, que separa ambos orificios nasales desde adelante hasta atrás, donde la fosa nasal termina a nivel de la faringe. Normalmente esta estructura es recta y,  constituye dos cavidades nasales simétricas para el paso normal del aire por la nariz.
Al ser su constitución de naturaleza osteocartilaginosa, su desviación puede ser cartilaginosa, ósea u osteocartilaginosa, dependiendo de la zona afectada.

Desviacion-septal-pg-98

La desviación de tabique implica que una fosa nasal se encuentre parcialmente obstruida por la proyección del tabique, con importantes implicaciones en la respiración nasal. Realmente no siempre existe una correlación entre nariz derecha con tabique derecho, ya que en ocasiones puede que la nariz esté derecha vista desde el exterior, aunque el septum se encuentre desviado. Sin embargo, cuando la nariz está torcida vista desde el exterior, seguramente todo el septum también se encuentre desviado.

CAUSAS

La causa más habitual de desviación del tabique nasal, es aquella producida por un traumatismo de la cara, que puede ser a su vez tanto de la parte más externa de la nariz o pirámide nasal, como del tabique nasal, o bien de ambas estructuras al mismo tiempo, siendo las más frecuentes, aquellas que afectan a la parte más prominente de la nariz.

Cuando los traumatismos en la cara son debidos a caídas o golpes, generalmente durante la infancia, inicialmente no se manifiestan los síntomas ya que la nariz del niño es muy flexible, y suelen pasar desapercibidos. Durante la adolescencia, las fracturas que se produjeron en la infancia pueden contribuir a la deformación de la nariz, produciendo en esa etapa de la vida o bien en la etapa de adulto, los síntomas característicos de la obstrucción nasal.

SÍNTOMAS

Aunque en ocasiones la desviación septal no ocasiona  ninguna manifestación, la insuficiencia respiratoria nasal suele ser una de las más comunes, que puede  presentarse con mayor o menor intensidad dependiendo del grado de desviación, apareciendo éste como único síntoma y otras veces asociada a otros:
  • Obstrucción nasal del lado contrario hacia donde está desviado el tabique. Esto es debido a que cuando el tabique se desvía, los cornetes adaptan su crecimiento  al nuevo espacio intranasal que tienen, lo que lleva a cambios de presiones de  inspiración en ambas fosas nasales, que pueden alternar o ser permanentes.
  • Intensas cefaleas y pesadez de cabeza.
  • Sequedad nasal.
  • Irritación y sequedad de garganta.
  • Empeoramiento del olfato.
  • Hemorragia nasal muy frecuente.
  • Infecciones de oído.
  • Obstrucción de los senos paranasales, pudiendo producir Sinusitis.
  • Somnolencia diurna injustificada.
  • Ronquido y, en estados más graves y avanzados, Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.
    Se produce como consecuencia de una importante obstrucción nasal, mantenida durante largos periodos de tiempo, de manera que el paciente se ve obligado a respirar por la boca durante el sueño.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El término tabique nasal o septum se refiere a la estructura  interna de la nariz que no puede ser visualizada a simple vista.

 
Generalmente, la desviación de tabique nasal que produce problemas respiratorios, no se ve a simple vista, siendo necesario que el médico Otorrinolaringólogo realice un examen físico para explorar el interior de la nariz.

Las pruebas de diagnóstico más habituales que se llevan a cabo, que se llevan a cabo para dicho estudio físico, son:
  1. Rinoscopia anterior. Se emplea un instrumento muy poco invasivo llamado espéculo nasal.
  2. Rinofibroscopia. Se emplea el rinofibroscopio, lo cual permite realizar una valoración más exacta de la desviación.
Siempre que el especialista ORL lo estime oportuno, puede solicitar  otro tipo de pruebas radiológicas, como pueden ser:
  1. TAC de la cabeza. Prueba que permitirá ver todas las estructuras nasales, antes de efectuar la correspondiente intervención quirúrgica.

TRATAMIENTO

La desviación del tabique nasal se resuelve quirúrgicamente, mediante  una intervención denominada Septoplastia.

SEPTOPLASTIA

Definición: Cirugía cuyo objetivo es corregir la desviación del tabique nasal, dándole su forma y posición normal. Esta técnica actúa exclusivamente sobre el septum nasal, bien a nivel del cartílago, del hueso, o sobre ambos; reponiendo el material cartilaginoso u óseo desviado, pero sin modificar la apariencia externa de la nariz.
Se realiza por dentro de los orificios nasales, no deja cicatrices y mantiene intactas las estructuras externas de la misma. 

 

Esta cirugía es ELECTIVA, esto quiere decir que el paciente debe evaluar los riesgos y beneficios de una intervención quirúrgica con el consejo médico del Otorrinolaringólogo a la hora de tomar una decisión. La finalidad de la cirugía es mejorar la calidad de vida que se encuentra deteriorada, ya que el paciente respira mal por la nariz.

La septoplastia se realiza en un quirófano, con anestesia general y el paciente requerirá de un día de hospitalización, así como llevar un taponamiento nasal con materiales de algodón en ambos lados de la nariz, para evitar el sangrado. El material se retira generalmente una vez que han transcurrido entre 24 y 36 horas después de la cirugía.

Siempre que el médico Otorrinolaringólogo lo estime oportuno y que sean necesarias, existen una serie de intervenciones quirúrgicas que se pueden realizar asociadas a la septoplastia, como son:

  • SEPTORRINOPLASTIA. Si la desviación del tabique nasal va acompañada de una nariz de apariencia externa torcida, giba nasal prominente, punta ancha, nariz ancha, etc.; se puede realizar, siempre que el paciente lo desee, la combinación de una cirugía de Septoplastia y una Rinoplastia Estética.
    La combinación de ambas cirugías logra corregir al mismo tiempo la desviación del tabique nasal y modficar la apariencia externa de la nariz.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

 

¿Qué son las cookies?

 

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

 

¿Por qué son importantes?

 

Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

 

¿Todas las cookies tienen la misma función?

No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

 

En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

 

Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

 

Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

 

En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

 

Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

 

Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

 

En función de la finalidad:

 

Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

 

Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

 

Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

 

Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

 

¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

 

En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

 

Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

 

Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

 

Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

 

Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

 

Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

 

En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

 

COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

_fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

COOKIES DE TERCEROS: Google

Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

__utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

__utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

_ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

_gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

_gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome
Mozilla Firefox
Internet Explorer
Safari para IOS (iPhone, iPad)
Cookies Flash

JoomShaper