logo

blanco

EXÓSTOSIS U OSTEOMA

Definición: Es una lesión o tumor óseo benigno del Conducto auditivo externo o CAE, que puede ser causado por un crecimiento exagerado del hueso así como por otros factores irritativos y, que puede llegar a alcanzar un tamaño lo suficientemente grande como para obstruir este conducto, atrapar la cera allí e interferir con la audición.

Estos tumores pueden presentarse únicos o múltiples y, normalmente son de consistencia dura (ósea).

CAUSAS

Aunque la causa etiológica no esta bien definida, se los considera originados por factores irritativos continuos, como puede ser:

  • Exposición frecuente al agua fría, como puede suceder en el caso de los nadadores.
  • Traumatismos.
  • Eczemas.

SÍNTOMAS

Los síntomas aparecen con mucha frecuencia y, los más comunes son:

  • Sensación bilateral de oído tapado.
  • Picazón.
  • Molestia en el oído, que a veces se puede transformar en dolor muy intenso.
  • Hipoacusia o pérdida gradual de la audición.

      PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

      El diagnóstico del osteoma lo llevará a cabo por el médico Otorrinolaringólogo, mediante un examen físico del oído u Otoscopia y, que gracias a un Otoscopio podrá observar si hay una oclusión parcial o total del coducto auditivo externo o CAE.

      Además el médico especialista realizará una serie de pruebas audiológicas, que servirán para detectar una posible pérdida auditiva o hipoacusia, como son:

      1. Audiometría tonal.
      2. Timpanometría.  

      Junto con estas pruebas y siempre que el médico Otorrinolaringólogo así lo crea necesario, puede solicitar pruebas radiológicas, entre las que destaca:

      1. TC de la cabeza.

      TRATAMIENTO

      a. Tratamiento no quirúrgico

      En general no se trata el tumor sino la oclusión debida a la acumulación de descamación, cera, etc. y, por lo tanto también se trata la hipoacusia conductiva o de transmisión que origina, haciendo limpiezas periódicas de los conductos lesionados.

      b. Tratamiento quirúrgico

      Aquellos casos en los que el cierre genera frecuentes problemas de oclusión o infección, serán los que requerirán una intervención quirúrgica.

      En alguno casos los tumores óseos benignos pueden aumentar progresivamente de tamaño, pudiendo llegar a producir una oclusión total con frecuentes problemas de infección, siendo muy dolorosos e interfiriendo incluso con la audición.

      En estos casos concretos  se puede requerir la extirpación quirúrgica de dicho tumor.

      JoomShaper