logo

blanco

FARINGITIS ESTREPTOCÓCICA

Definición: Es un tipo de infección bacteriana de la faringe, causada principalmente por el Estreptococo B hemolítico del grupo A.

La faringitis estreptocócica es una de las infecciones más comunes de la garganta, pudiendo en ocasiones ser una patología grave, sobre todo en aquellos casos en que surgen complicaciones o bien si cursan sin tratamiento farmacológico, pudiendo ocasionar fiebre reumática aguda, insuficiencia renal y enfermedades graves, tales como bacteremia y el síndrome de shock tóxico por estreptococo.

Las complicaciones más comunes de la faringoamigdalitis estreptocócica son:
  • Otitis media seromucosa.
  • Sinusitis.
  • Mastoiditis.
  • Absceso retrofaríngeo.
  • Absceso periamigdalino.
  • Neumonía.
  • Mediastinitos.
  • Meningitis.
  • Endocarditis.
  • Fiebre reumática.
  • Glomerulonefritis aguda.

Es la patología más común en niños con edades comprendidas entre 5 y 15 años, aunque también puede darse en niños muy pequeños y en adultos.

SÍNTOMAS

Los síntomas más habituales presentes en este tipo de faringitis bacteriana son:

  • Dolor intenso de garganta.
  • Enrojecimiento de garganta.
  • Dificultad para deglutir.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Fiebre de inicio súbito.
  • Náuseas.
  • Pérdida de apetito.
  • Malestar general.
  • Secreción nasal.
  • Congestión nasal.
  • Rigidez articular.
  • Dolor muscular.
  • Dolor de estómago en los niños.
  • Placas blancas purulentas en la garganta.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la faringitis estreptocócica lo llevará a cabo el médico especialista Otorrinolaringólogo y, se basará en el estudio de la historia clínica del paciente o Anamnesis, que se complementará con la exploración física localizada de la garganta, lo cual le permitirá determinar los signos y síntomas típicos de las diferentes manifestaciones clínicas de faringitis estreptocócica.

Posteriormente y para confirmar dicho diagnóstico, el médico especialista solicitará una serie de pruebas de laboratorio, como son:

  • Determinación del nivel de antiestreptolisinas (ASLO). Si la prueba es positiva, se  procederá a realizar un frotis faríngeo.
  • Frotis faríngeo. Se realiza un cultivo para determinar el tipo de estreptococo concreto, responsable de la infección.

TRATAMIENTO

a. Medidas preventivas

Existen una serie de cuidados o medidas preventivas para evitar el contagio de la faringitis estreptocócica, de unas personas a otras:

  • Las personas que tienen estreptococos son contagiosas hasta que hayan recibido tratamiento con antibióticos durante 24 - 48 horas, por lo que es necesario que permanezcan aisladas en casa y lejos de la escuela, guardería o del trabajo.
  • Mantener los utensilios, cepillos de dientes, toallas, etc. del enfermo separados de los del resto de la familia, al menos hasta que se hayan lavado.
  • Se recomienda comprar un nuevo cepillo de dientes después de que la persona se  considere que ya no está contagiada, pero antes de terminar los antibióticos, ya que  de no ser así, las bacterias pueden vivir en el cepillo y reinfectar a la persona  cuando los antibióticos se hayan terminado.

b. Tratamiento no quirúrgico- Tratamiento farmacológico

El tratamiento de elección es farmacológico y va destinado a aliviar los síntomas de esta infección.

Aunque el dolor de garganta generalmente mejora por sí solo, las personas que padecen faringitis estreptocócica DEBEN tomar antibióticos para prevenir complicaciones más serias causadas por esta infección, como por ejemplo la fiebre reumática. El antibiótico de elección, por ser uno de los más efectivos, sigue siendo la Penicilina.

También se puede prescribir un analgésico-antiinflamatorio, como el Ibuprofeno, que puede ayudar al paciente a sentirse mucho mejor.

JoomShaper