logo

blanco

TUMORES DE LA CAVIDAD FARÍNGEA

Definición: Enfermedad en la cual las células malignas o cancerosas se localizan en los tejidos de la parte media de la garganta o faringe.

El cáncer de faringe se encuentra incluido en el grupo conocido como Tumores de Cabeza y Cuello (TCC), siendo una tumoración que predomina en el sexo masculino y con mayor frecuencia en edades comprendidas entre los 60 - 80 años.

cancer-de- faringe-pg-152

 

Se identifican varios estadios en este tipo de cáncer:

  • Estadio 1: Cuando el tumor mide menos de 2 centímetros y no se ha diseminado a los ganglios linfáticos del área afectada.
  • Estadio 2: Cuando el tumor mide más de 2 centímetros, pero menos de 4 y, no  se ha diseminado a los ganglios linfáticos del área.
  • Estadio 3: Cuando el tumor mide más de 4 centímetros, o presenta cualquier tamaño, pero se ha diseminado al ganglio linfático del cuello y no mide más de 3 cm.
  • Estadio 4: Cuando el cáncer se ha diseminado a los tejidos de alrededor de la faringe  y, los ganglios linfáticos del área pueden o no tener cáncer. Cuando se ha diseminado  a uno o a ambos lados del cuello, a cualquier ganglio, o bien cuando se ha diseminado a otras partes del cuello.

CAUSAS

Los principales factores involucrados en este tipo de cáncer son:

  • Tabaco.
  • Alcohol.
  • Infección vírica.

SÍNTOMAS

Los signos y síntomas más característicos son:

  • Dificultad respiratoria.
  • Dificultad en la deglución (al tragar).
  • Ronquera que no desaparece en 1 o 2 semanas.
  • Irritación de garganta que no se resuelve en una o dos semanas, incluso con   antibióticos.
  • Dolor en el cuello.
  • Hinchazón en el cuello e inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Tos.
  • Tos con sangre.
  • Pérdida de peso involuntaria.

    Pueden aparecer otros síntomas dependiendo del tamaño del tumor, tipo y localización.

    PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO


    Se pueden solicitar algunas de las siguientes pruebas de diagnóstico, para detectar y diagnosticar cualquiera de los cánceres de faringe:  

    1. Exploración física de la garganta. Procedimiento para determinar si hay ganglios linfáticos inflamados. El médico palpa el cuello y observa la garganta con un espejo de mango pequeño, para verificar si hay áreas anormales.
    2. Nasoscopia. Procedimiento para observar si hay áreas anormales en el interior de  la nariz. Se utiliza un nasoscopio, que se introduce por la nariz y, que consiste en un tubo delgado que lleva incorporado una luz y una lente para observar. También puede llevar una herramienta para extraer muestras de tejido, que se  observan bajo un microscopio, para determinar si hay o no signos de cáncer.
    3. Laringoscopia. Se realiza un examen por medio de un laringoscopio con una  pequeña cámara iluminada, que permite al médico examinar la boca y la garganta para ver el tumor.
    4. Examen neurológico. Incluye una serie de preguntas y pruebas para examinar el cerebro, la médula espinal y la función de los nervios. El examen analiza el estado mental de la persona, la coordinación y la capacidad de caminar normalmente, así como el funcionamiento de los músculos, los sentidos  y los reflejos. Este examen se conoce también como neuroexamen.
    5. Radiografías de la cabeza y tórax: radiografías del cráneo, de los órganos y de los  huesos del interior del tórax.
    6. Resonancia magnética nuclear (RMN).
    7. Exploración por TC.
    8. Toma de Biopsia. Consiste en la extracción de células o tejidos, que un patólogo observará bajo un microscopio, para determinar la presencia de señales de cáncer.
    9. Esofagograma con bario o Radiografía del esófago. Se emplea para el diagnóstico del cáncer de hipofaringe. Consiste en que el paciente bebe un líquido que contiene bario (compuesto metálico y plateado-blancuzco).
    10. Esofagoscopia.  Se emplea para el diagnóstico del cáncer de hipofaringe.En un procedimiento que consiste en examinar el interior del esófago  mediante un esofagoscopio, que se introduce a través de la boca o la nariz y llega a través de la garganta hasta el esófago, permitiendo verificar si existen o no áreas anormales. Suelen tomarse muestras de tejido para observarlas al microscopio en busca de señales de cáncer.
    11. Broncoscopia. Se emplea para el diagnóstico del cáncer de hipofaringe. Es un procedimiento utilizado para observar el interior de la tráquea y las vías  respiratorias mayores del pulmón, para poder determinar si existen o no  áreas  anormales. Para ello se introduce un broncoscopio, tubo delgado con  luz, a través  de la nariz o la boca y se dirige hacia la tráquea y pulmones. Se pueden tomar muestras de tejidos, para observarlos al microscopio en busca de señales de cáncer.

    TIPOS DE CÁNCER

    Según la zona afectada podemos hablar:


    ♣ CÁNCER DE NASOFARINGE

    Definición: Es una enfermedad en la que se forman células cancerosas (malignas) en los tejidos de la nasofaringe- Región que se corresponde con la parte superior de la faringe y situada detrás de la nariz.

    Con frecuencia, el cáncer de la nasofaringe se inicia en las células escamosas que recubren la orofaringe, o zona de la garganta situada detrás de la boca.

    Causas

    Existen unos factores de riesgo que pueden aumentar la posibilidad de desarrollar cáncer de nasofaringe, como son:

    • Antecedentes étnicos: Ascendencia china o asiática.
    • Exposición al virus de Epstein-Barr.

    Síntomas

    Los signos y síntomas del cáncer de nasofaringe incluyen:

    • Bulto en la nariz o en el cuello.
    • Irritación de garganta.
    • Dificultad para respirar.
    • Dificultad para hablar.
    • Hemorragia nasal.
    • Dificultad para oír.
    • Dolor o ruido en el oído.
    • Dolores de cabeza.

    ♣ CÁNCER DE OROFARINGE

    Definición: Es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la orofaringe- Parte media de la faringe detrás de la boca e, incluye el tercio trasero de la lengua, paladar blando, partes laterales y trasera de la garganta y, amígdalas.

    La mayoría de los cánceres de orofaringe son carcinomas de células  escamosas, las cuales son delgadas, planas y, revisten el interior de dicho espacio.

    Causas

    Existen unos factores de riesgo que pueden aumentar la posibilidad de desarrollar cáncer de orofaringe, como son:

    • Fumar o mascar tabaco.
    • Uso excesivo de alcohol.
    • Dieta baja en frutas y vegetales.
    • Tomar mate, una bebida estimulante muy común en América del Sur.
    • Estar infectado con el virus del papiloma humano (VPH).

    Síntomas

    Los signos y síntomas del cáncer de orofaringe incluyen:

    • Dolor de garganta que no desaparece.
    • Dolor sordo detrás del esternón.
    • Tos.
    • Dificultad para tragar.
    • Pérdida de peso sin razón aparente.
    • Dolor de oído.
    • Presencia de un nudo en la parte posterior de la boca, garganta o cuello.
    • Cambio en la voz.

    ♣ CÁNCER DE HIPOFARINGE

    Definición: Es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la hipofaringe- Parte inferior de la faringe o garganta.

    La mayoría de los cánceres de la hipofaringe se forman en las células escamosas,  las cuales son células delgadas y planas, que recubren el interior de la hipofaringe.

    A su vez la hipofaringe comprende tres secciones diferentes, de manera que el cáncer se puede encontrar en una o más de esas secciones.

    Causas

    Existen unos factores de riesgo que pueden aumentar la posibilidad de desarrollar de cáncer de hipofaringe, como son:

    • Fumar tabaco.
    • Mascar tabaco.
    • Elevado consumo de alcohol.
    • Tener un régimen alimentario sin nutrientes suficientes.
    • Padecer el síndrome de Plummer-Vinson.

    Síntomas

    Los signos y síntomas del cáncer de hipofaringe incluyen:

    • Dolor de garganta que no desaparece.
    • Dolor de oídos.
    • Nódulo en el cuello.
    • Dolor o dificultad al tragar.
    • Cambio en la voz.
    TRATAMIENTO

    Las personas con cáncer faríngeo tienen un mayor riesgo de contraer otros tipos de cáncer en el área de la cabeza y del cuello, por lo que actualmente se están realizando estudios para aplicar terapias de quimioprevención, con ciertos medicamentos que pueden prevenir el desarrollo de segundos cánceres en la boca, garganta, tráquea, nariz o esófago. Sin embargo estas terapias todavía están en estudio e investigación.

    El tratamiento puede incluir uno de los siguientes procedimientos, o bien una combinación de los mismos:

    a. Terapia de Radiación o Radioterapia

    Consiste en el empleo de Rayos X de alta energía para destruir las células cancerígenas o inhibir su crecimiento, reduciendo así los tumores.

    Como la radioterapia es un tratamiento  que idealmente debe ser aplicado tan solo una vez en una zona determinada, por la necrosis que produce de los tejidos, debe reservarse para pacientes de edad, estados más avanzados de la enfermedad o cuando por algún motivo no se considera la opción quirúrgica.

    b. Tratamiento quirúrgico


    La cirugía tiene como finalidad extirpar el tumor primitivo y/o las cadenas ganglionares, siempre que estén afectadas.

    En el tratamiento quirúrgico se pueden utilizar dos vías de abordaje, según el  estado del tumor:  

    • Por vía endoscópica a través de la cavidad oral. . Este tratamiento es el ideal, puesto que intenta preservar, siempre que sea posible, la laringe. Es el tratamiento de elección sobre todo por los profesionales que se ocupan de  la voz. Actualmente se está utilizando la cirugía con Rayo Láser para cánceres de laringe precoces. Esta cirugía utiliza un haz concentrado de luz intensa, para extirpar de manera selectiva el tumor. 
    • A través del cuello. Esta alternativa se reserva para casos mas avanzados de la enfermedad, y cuando se requiere además una disección de los vasos linfáticos invadidos por la enfermedad.

    c. Quimioterapia

    Consiste en el uso de medicamentos para destruir las células cancerígenas. Se pueden tomar en forma oral, o pueden administrarse por vía intravenosa o intramuscular.

    La elección de uno o más tratamientos dependerá de:

    • Estructura anatómica alterada
    • Alcance de la invasión local.
    • Afectación a otras estructuras.

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

    Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

    Acepto

    En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

     

    ¿Qué son las cookies?

     

    Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

     

    ¿Por qué son importantes?

     

    Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

     

    ¿Todas las cookies tienen la misma función?

    No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

     

    En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

     

    Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

     

    Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

     

    En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

     

    Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

     

    Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

     

    En función de la finalidad:

     

    Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

     

    Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

     

    Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

    Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

     

    Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

     

    ¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

     

    En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

     

    Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

     

    Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

     

    Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

     

    Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

    Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

     

    Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

     

    En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

     

    COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

    Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

    cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

    _fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

    COOKIES DE TERCEROS: Google

    Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

    __utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

    __utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

    __utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

    __utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

    __utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

    _ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

    _gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

    _gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

    ¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

    Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

    A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

    Google Chrome
    Mozilla Firefox
    Internet Explorer
    Safari para IOS (iPhone, iPad)
    Cookies Flash

    JoomShaper