logo

blanco

CUIDADO Y PREVENCIÓN DE LA VOZ PROFESIONAL

Una vez que se han descrito las patologías benignas de laringe más habituales que nos podemos encontrar, procederemos a dar una serie de consejos destinados principalmente a todos los profesionales de la voz, aunque no de manera exclusiva, ya que en general también pueden servir a toda persona que desee adquirir algunos conocimientos básicos y sencillos sobre “Salud Vocal”.

1. Emplear una correcta técnica respiratoria.

Es fundamental una buena técnica respiratoria para los cantantes y oradores, ya que al cantar, el aire inspirado debe salir por la boca y, al hacerlo reseca la cavidad, oxida la saliva e inhibe sus glándulas, deforma los arcos dentarios, etc.

La inspiración nasal funcionalmente es menos rápida que la bucal, pero siempre que no haya obstrucción nasal, es suficiente con el aire inspirado por la nariz.

Es importante aprender a respirar silenciosa y muy profundamente, para activar los músculos respiratorios y, reducir la tensión en el cuello.

Además es conveniente cerrar la boca siempre que sea posible, aunque sólo sea durante breves segundos, con el fin de paliar las consecuencias de la respiración bucal, evitando la sequedad y, ayudando a que las glándulas bucales comiencen a segregar y alcalinizar la saliva, tan necesaria para un correcto funcionamiento laríngeo.

2. La importancia de una correcta hidratación.

Es fundamental mantener una buena hidratación y, la mejor manera de conseguirlo es tomando aproximadamente dos litros de agua o infusiones al día.

Los pliegues vocales están lubricados con una capa delgada de moco, necesaria para que puedan vibrar eficientemente durante la fonación, de ahí la importancia de una correcta hidratación de los mismos.

El resto de bebidas, como por ejemplo: café, té, refrescos y bebidas alcohólicas, disminuyen la lubricación de las cuerdas vocales, por lo que es conveniente no abusar demasiado de ellas.

3. Evitar los ambientes artificiales, secos y contaminados.

Los ambientes excesivamente artificiales y secos, debido al empleo de aire acondicionado, los que presentan desprendimientos de gases, así como aquellos climas muy poco húmedos, pueden provocar una falta de lubricación de las cuerdas vocales.

El empleo de un humidificador puede compensar el ambiente excesivamente reseco.

4. Evitar los esfuerzos traumáticos de los pliegues vocales.

  • Evitar aclarar continuamente la garganta y/o toser con fuerza o bien emitiendo mucho sonido.
    Normalmente, cuando la mucosidad que recubre los pliegues vocales se vuelve muy espesa, debido a un ambiente muy reseco o bien cuando hay mucha cantidad de moco como consecuencia de la gripe, puede provocar la necesidad de aclarar la garganta y de toser continuamente. Esto resulta traumático y se debe evitar en la medida de lo posible.
    La manera más segura y eficiente de aclarar la garganta es empleando una tos productiva, que consiste en inspirar un elevado flujo de aire, pero emitiendo  poco sonido.
    Técnica
    : respirar lo más profundo posible, mantener la respiración durante unos segundos y, producir una “H” silenciosa y forzada mientras exhala el aire.
  • Limitar el uso de la voz en restaurantes, fiestas ruidosas, automóviles o aviones.
  • Evitar gritar.
  • Evitar una agresividad forzada de los pliegues vocales, con palabras que empiezan con vocales.
  • Hablar con frases en lugar de párrafos, lo que facilita poder respirar un poco antes de cada frase.

5. Uso racional de los Medicamentos.

Es fundamental evitar el empleo abusivo de medicamentos, así como la tendencia a la automedicación y a seguir las recomendaciones dadas por otras personas (amigos, vecinos, familiares, etc).

Hay que tener en cuenta que el tratamiento farmacológico debe ser algo individualizado y debe prescribirlo siempre un Médico Otorrinolaringólogo o un Médico Foníatra.

Diversos fármacos son capaces de ocasionar disfonía y afectar de manera negativa la actividad vocal, por lo que es fundamental un correcto uso de los mismos:

    • Antihistamínicos: Medicamentos recetados para tratar alergias y, cuyos principios activos se encuentran en algunos fármacos para el resfriado o la gripe, que se pueden comprar sin receta médica.
      Deben de usarse lo mínimo posible, ya que pueden ocasionar sequedad a nivel de los pliegues vocales.
      Los inhaladores esteroideos nasales tales como Nasacort®,Nasonex®, Flixonase®, etc., logran aliviar los síntomas de alergia nasal sin el efecto secundario de sequedad causada por los antihistamínicos.
    • Analgésicos: Fármacos prescritos para el dolor, que contienen como principio activo el ácido acetilsalicílico (Aspirina) y los anti-inflamatorios no-esteroideos o AINES (Ibuprofeno), deben usarse con mucha precaución, ya que son antiagregantes plaquetarios y pueden predisponer al sangrado.
      También resulta efectivo el paracetamol, ya que consigue aliviar el dolor moderado sin afectar las plaquetas.
    • Agentes Mucolíticos: Los expectorantes mucolíticos ayudan a hacer más líquido el moco viscoso, e incrementan la eliminación de secreciones del tracto respiratorio. Para que los agentes mucolíticos sean efectivos, es necesario emplearlos con una buena hidratación.
      Actualmente los fármacos más convenientes son: Liquibid® y Fenesin®. Estos medicamentos pueden ser de ayuda para los cantantes que se quejan de secreciones espesas, de tener que aclarar frecuentemente la garganta o de goteo postnasal.
    • Anestésicos Locales: Se debe evitar el uso abusivo de preparaciones que contienen anestésicos locales, comprados sin receta médica y, cantar bajo su influencia.
    • Progesterona: El uso de pastillas anticonceptivas con elevado contenido de progesterona, puede causar virilización de la laringe en la mujer y pérdida del timbre alto en el rango de la voz. Es fundamental consultar con su médico ginecólogo.

      6. Prevenir la enfermedad por reflujo Gastroesofágico y Laringofaríngeo.

      El esófago es un tubo muscular a través del cual el alimento llega al estómago, que tiene dos esfínteres, uno en la parte superior en su unión con la parte inferior de la garganta y, otro que está en la parte inferior del esófago, en la unión con el estómago.
      Una vez que el alimento llega al estómago, éste le añade ácido clorhídrico y pepsina
      (enzima digestiva), para poder digerir el alimento.

      Algunas personas tienen un reflujo del contenido estomacal, a través del esfínter inferior hacia el esófago, patología que se conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico. Cuando el reflujo sube por el esófago, a través del esfínter superior hacia la garganta, se denomina enfermedad por reflujo laringofaríngeo.

      La mayoría de los pacientes con problemas de reflujo no  padecen problemas de ardor o dolor en el pecho, por lo que el contenido estomacal puede dañar las estructuras de la garganta (faringe, laringe y pulmones), sin que el paciente sea consciente de lo que le está sucediendo.

      El ácido clorhídrico puede irritar la garganta apareciendo síntomas digestivos como acidez, ardor, pesadez de estómago y esófago y, síntomas laríngeos como: ronquera matutina, tos crónica, aclaramiento vocal frecuente, dolor o sensación de cuerpo extraño en la garganta, sensación de nudo en la garganta, problemas al tragar, sabor malo o amargo, goteo postnatal, dificultad para cantar (especialmente con las notas altas), etc.

      El tratamiento más efectivo son los fármacos inhibidores de la bomba de ácido: Omeprazol, Lanzoprazol, Pantoprazol, Esomeprazol.

      Es fundamental asociar dicho tratamiento al cumplimiento de una Dieta para reflujo gastroesofágico.

      7.  La importancia de realizar calentamiento vocal.

      Es fundamental, que siempre antes de cantar, el profesional de la voz realice ejercicios de calentamiento, ya que el aire junto con el agua, son fundamentales para una correcta lubricación de los pliegues vocales.

      Una vez finalizado el trabajo, también resultan necesarios los correspondientes ejercicios de enfriamiento vocal.

      8. Evitar los malos hábitos: tabaco, drogas y alcohol.

      El consumo de cigarrillos, así como las drogas y el alcohol, actúan como agentes nocivos del aparato respiratorio en general y, concretamente a nivel de la laringe. Por lo que se puede afirmar que  el tabaco es desastroso para la voz cantada y hablada.

      9. Mantener un buen estado de salud general.

        • Mantener rutinariamente un adecuado descanso que ayude a disminuir el cansancio.
        • Hacer ejercicio con regularidad.
          La gimnasia, en general, ejercita y tonifica armónicamente todo el cuerpo, haciendo un énfasis especial en los ejercicios abdominales, con el fin de mantener un buen tono de la musculatura antero- lateral y posterior, que junto con el diafragma, contribuye de forma eficaz a la regulación de la espiración fonatoria.
          Es fundamental la combinación de una buena respiración y, un buen soporte abdominal/diafragmático.
        • Hacer una dieta equilibrada, que incluya suficiente cantidad de vegetales, frutas y granos enteros.

           

          ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

          Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

          Acepto

          En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

           

          ¿Qué son las cookies?

           

          Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

           

          ¿Por qué son importantes?

           

          Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

           

          ¿Todas las cookies tienen la misma función?

          No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

           

          En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

           

          Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

           

          Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

           

          En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

           

          Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

           

          Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

           

          En función de la finalidad:

           

          Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

           

          Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

           

          Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

          Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

           

          Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

           

          ¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

           

          En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

           

          Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

           

          Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

           

          Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

           

          Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

          Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

           

          Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

           

          En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

           

          COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

          Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

          cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

          _fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

          COOKIES DE TERCEROS: Google

          Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

          __utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

          __utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

          __utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

          __utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

          __utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

          _ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

          _gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

          _gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

          ¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

          Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

          A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

          Google Chrome
          Mozilla Firefox
          Internet Explorer
          Safari para IOS (iPhone, iPad)
          Cookies Flash

          JoomShaper