logo

blanco

DISFONÍAS ESPECIALES

TIPOS DE DISFONÍAS ESPECIALES

♣ DISFONÍA PSICÓGENA

Definición
:
Es un tipo de disfonía que consiste en la pérdida total o parcial de la capacidad fonatoria debida a factores psicógenos.

El resultado puede ser:

  • Mutismo total - cuando el paciente no susurra ni intenta articular palabra.
  • Afonía -  el paciente puede susurrar  pero no hay sonido.
  • Disfonía - el paciente presenta ronquera de diferente  grado.

    Se presenta en pacientes con alteraciones emocionales, que somatizan sus problemas de tipo: familiar, laboral, económico, afectivo, etc., a nivel laríngeo.

    Resulta muy importante establecer un diagnóstico diferencial con respecto a otras patologías, como: laringitis aguda, parálisis cordal, disfonía posterior a una intervención quirúrgica, lesión o disfonía posterior a la intubación, etc.

    Normalmente es de aparición brusca, más frecuente en mujeres jóvenes entre 20 y 30 años y, tanto el propio paciente como sus familiares la asocian a un suceso de tipo orgánico (catarro, intubación, cirugía, etc.), o bien de tipo emocional (accidente, agresión, susto, pérdida de un ser querido, etc.).

    Síntomas

    La mayoría de los pacientes presentan:

      • Disfonía de aparición brusca.
      • Comportamiento vocal de esfuerzo.
      • Postura corporal tensa.
      • Hiperlordosis cervical.
      • Depresión de la zona esterno-clavicular.

        Pruebas de diagnóstico

        El diagnóstico de la disfonía psicógena lo llevará a cabo el médico Foniátra, mediante una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

        • Tipos de síntomas.
        • Momento de aparición.
        • Intensidad.
        • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

        El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

        1. Laringoscopia indirecta.
        2. Laringoscopia directa. Se lleva a cabo mediante un endoscopio flexible de fibra óptica.
        3. Videoestroboscopia. Esta prueba muestra las cuerdas vocales aumentadas de tamaño, con una onda mucosa aumentada por disminución de la rigidez de la cubierta y a menudo asimétrica, por la irregularidad del edema. El cierre glótico suele ser completo.

        Estas técnicas endoscópicas sirven para descartar la existencia de otra patología asociada y, confirmar así el diagnóstico inicial de este tipo de disfonías.

        Tratamiento

        a. Tratamiento no quirúrgico

        Incluye:

        1. Transmitir tranquilidad al paciente comunicándole la normalidad  orgánica de su laringe y, que va a recibir la ayuda necesaria para  recuperar su voz.
        2. Motivar al paciente para que busque ayuda psicológica de un  especialista.
        3. Reeducación vocal adecuada, llevada a cabo por un Logopeda.
        4. Realizar ejercicios suaves, acompañados de un masaje de cuello y zona cervical.

        Nunca se debe recomendar reposo vocal, siendo importante que el paciente hable todo lo que pueda en su vida cotidiana, ya que al hacerlo se consigue que las cuerdas vocales se vayan tonificando poco a poco.

        ♣ DISFONÍA ESPASMÓDICA

        También conocida como Disfonía laríngea.

        Definición: Es un tipo de disfonía que consiste en una dificultad para hablar o distonía, debido a espasmos involuntarios o movimientos de los músculos intrínsecos, que controlan las cuerdas vocales.

        Este tipo de lesión afecta con mayor frecuencia a mujeres que a hombres, entre los 30 y 50 años de edad.

        Causas

        Se desconoce cuál es la causa exacta de la disfonía espasmódica, aunque se cree que la mayoría de los casos están causados por desórdenes neurológicos, donde el sistema central encargado de los movimientos involuntarios está alterado, lo cual se manifiesta a nivel de la laringe provocando espasmos de sus músculos intrínsecos, que hacen que la voz se quiebre, y tenga un sonido tenso, forzado o entrecortado.

        También hay quien defiende que esta disfonía puede ser debida a otros motivos diferentes:

        • Enfermedad genética.
        • Después de una infección respiratoria de las vías altas.
        • Lesión de la laringe.
        • Después de un largo periodo de utilización de la voz.
        • Estrés.

        Síntomas

        En múltiples ocasiones se observó que los síntomas aumentaban o disminuían en función de determinados factores psíquicos, como el estrés, lo cual provocó que muchas de ellas se diagnosticaran erróneamente como disfonías psicógenas. Hoy en día se ha descartado que tengan un origen psicológico.

        Los síntomas más habituale son:

        • Distonía o dificultad para hablar.
        • Temblor en la voz.
        • Temblor esencial en alguna parte del cuerpo: cara, mandíbula, tortícolis, miembros superiores, etc. 

        Es una patología que compromete tanto la voz como el habla, ya que se altera también el ritmo de emisión, por lo que hay pacientes que presentan tan solo problemas puntuales para decir una palabra o dos, hasta otros con una incapacidad completa de comunicarse.

        Tipos de disfonías espasmódicas

        La actividad excesiva de los músculos de las cuerdas vocales, lleva a que dichas cuerdas queden demasiado cerca o demasiado separadas, ocasionando respectivamente, un sonido ronco conocido como disfonía del adductor, o bien una voz de susurro de alta intensidad conocida como disfonía del abductor.

        A. DISFONÍA ESPASMÓDICA ADDUCTORA

        Definición: Es un tipo de disfonía durante la cual los espasmos se producen en los músculos aductores, provocando una hiper-adducción irregular (excesivo acercamiento) de los pliegues vocales, lo cual interfiere en la vibración de los mismos, dificultando por tanto la producción de sonido.

        Es el tipo más frecuente, ya que aparece en un 85% de los casos, presentando los pacientes una voz estrangulada, con un inicio y terminación abrupta del habla, al mismo tiempo que los sonidos son forzados y requieren mucho esfuerzo.

        Los espasmos no ocurren cuando susurramos, reímos, cantamos, hablamos con un tono alto o hablamos mientras respiramos.

        Algunos afectados indican que estos síntomas aumentan con el estres y al hablar por
        teléfono; mientras que por ejemplo, disminuyen al levantarse por la mañana y después de beber un poco de agua.

        B. DISFONÍA ESPASMÓDICA ABDUCTORA

        Definición: Es un tipo de disfonía durante la cual los espasmos involuntarios se producen en el músculo  crico-aritenoideo posterior, provocando una hiper-abducción intermitente de los pliegues vocales; es decir, una excesiva separación de los mismos.

        No puede haber vibración cuando las cuerdas vocales están abiertas, lo cual dificulta la producción de sonido y provoca también que el aire se escape durante el habla.

        Aparece con una frecuencia del 15% y, los pacientes presentan una voz muy respirada, los sonidos al hablar son débiles, bajos y susurrantes, por lo que se necesita hacer un esfuerzo muy grande para producir voz. Estos síntomas producen un lenguaje con susurros y sin tono alguno, mientras que cuando reímos o cantamos los espasmos no suceden.¨

        C. DISFONÍA ESPASMÓDICA MIXTA

        Definición: Es un tipo de disfonía mixta, ya que presenta síntomas típicos de la disfonía espasmódica adductora, así como de la disfonía espasmódica abductora.

        Realmente se ha comprobado que es un fenómeno más de compensación que de otra cosa, pues los que padecen la disfonía adductora tratan de evitar esos síntomas hablando con susurros o intentando no contraer los pliegues vocales, y al contrario, los pacientes con disfonía abductora tratan de corregirla contrayendo fuertemente los pliegues vocales.

        Pruebas de diagnóstico

        El diagnóstico de la disfonía espasmódica lo llevará a cabo el médico Foniátra, mediante una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

        • Tipos de síntomas.
        • Momento de aparición.
        • Intensidad.
        • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

        El estudio se complementará con un examen físico completo de cabeza y cuello, un examen neurológico y una evaluación de la laringe mediante ujna serie de  pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

        1. Laringoscopia directa. Se lleva a cabo mediante un endoscopio flexible de fibra óptica.
        2. Videoestroboscopia.

        Tratamiento

        a. Tratamiento no quirúrgico

        El tratamiento es fundamental, ya que resulta muy difícil entender lo que estos pacientes hablan, por lo que va a tener una gran dificultad para comunicarse.

        El tratamiento incluye:

          • Tratamiento farmacológico neurológico con anticolinérgicos y/o dopaminérgicos, que ayudan a aliviar los síntomas asociados (estres,  temblor esencial, mecanismos compensatorios vocales, etc.), pero que no van a actuar sobre los producidos por la disfonía espasmódica como tal.
          • Terapia de apoyo psicológico.
          • Reeducación vocal apropiada, llevada a cabo por un Logopeda.

            b. Tratamiento quirúrgico

            El tratamiento quirúrgico de la disfonía espasmódica se llevará a cabo por el médico ORL-Fonocirujano, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Inyección localizada de Toxina Botulínica. 

            INYECCIÓN DE TOXINA BOTULÍNICA

            Definición:
            Tratamiento actual de elección, que consiste en inyectar toxina  botulínica en los músculos de la laringe que están afectados.

            Esta toxina&bbsp; producirá una parálisis transitoria de la musculatura de la laringe, inhibiendo las  contracciones involuntarias, reduciendo así los síntomas en estos  pacientes.

            Su efecto dura un promedio de 3-4 meses, tiempo durante el cual  comienzan a aparecer lentamente los síntomas iniciales, momento en  que se debe inyectar una nueva dosis.

              ♣ DISFONÍA DEL ADOLESCENTE

              Definición: Es un tipo de disfonía que se caracteriza por una alteración en el tono, frecuencia y timbre de la voz y, que se produce en el niño cuando alcanza la adolescencia.

              Cuando un niño nace, su laringe se encuentra en posición muy alta y con un tamaño aproximado de 5 mm. A medida que va creciendo, su laringe también lo hace y va descendiendo en el cuello, de manera que su tono también se va agravando poco a poco hasta que llega la adolescencia, período en el que se producen importantes cambios hormonales que le van a afectar. Este proceso fisiológico se conoce como MUDA VOCAL.

              - En las niñas la muda vocal sucede entre los 11 y 13 años de edad, produciéndose en ellas unas modificaciones laríngeas muy poco importantes.

              - En los niños la muda vocal empieza a los 13-15 años y dura aproximadamente un año y medio, produciéndose un importante cambio en el timbre y en la tonalidad, haciéndose más grave y, manifestando inestabilidad en la frecuencia, lo que lleva a que aparezcan los típicos “gallos”.

                Aunque hoy en día la adaptación psicológica se hace sin problemas, en ocasiones los cambios corporales, de tonalidad y de timbre de voz, puede desorientar al adolescente. Este puede presentarse angustiado e incapaz de aceptar su nueva voz: muy aguda, de intensidad débil, difícil de dominar, de poco alcance, etc.

                Pruebas de diagnóstico

                El diagnóstico de la disfonía  del adolescente lo llevará a cabo el médico Foniátra, mediante una rigurosa Anamnesis o estudio de la historia clínica del paciente, que incluirá preguntas sobre los síntomas, como son:

                • Tipos de síntomas.
                • Momento de aparición.
                • Intensidad.
                • Afectan o no en el desarrollo de la vida cotidiana del paciente, etc.

                El estudio se complementará, siempre que el adolescente lo permita, con un examen físico completo de cabeza y cuello, un examen neurológico y una evaluación de la laringe mediante ujna serie de  pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

                1. Laringoscopia directa. Se lleva a cabo mediante un endoscopio flexible de fibra óptica.
                2. Videoestroboscopia.

                Tratamiento

                a. Tratamiento no quirúrgico

                Incluye:

                • En la mayoría de los casos el problema se resuelve satisfactoriamente mediante Reeducación vocal, que la llevará a cabo un Logopeda.
                • Puede ocurrir que en algunos casos sea necesario terapia psicológica, tan solo temporalmente.

                ♣ DISFONÍA INFANTIL

                Definición: Es cualquier alteración en la producción de la voz, debido a un trastorno funcional u orgánico, que sucede durante el periodo de tiempo comprendido desde el nacimiento hasta la pubertad.

                Dentro de este concepto se incluyen tanto las alteraciones en la fonación relacionadas con las características acústicas de la voz, como las descubiertas tras una exploración funcional del acto fonatorio. En ambos casos puede haber o no lesión laríngea aparente.

                Causas

                Como causa más habitual e influyente, se considera:

                • Herencia familiar. Es muy frecuente que en el mismo ámbito familiar del niño se den situaciones de otros miembros con patología vocal congénita, por lo que resulta obvia una relación de tipo familiar hereditaria.
                  Pero en ocasiones estas disfonías  se producen como consecuencia de un posible  mimetismo, donde el niño tiende a imitar los hábitos vocales incorrectos de sus padres.

                Existen otras causas que sin ser las más importantes a la hora d eproducir este tipo de disfonía, sí que se consideran factores agravantes de la misma.

                Según datos estadísticos, la disfonía infantil aparece con la misma frecuencia tanto en niños como en niñas y, normalmente aparece en el momento en que el niño empieza a hablar, aunque no se suele diagnosticar hasta la edad escolar.

                Síntomas

                Los niños con disfonía presentan una alteración de las características acústicas de la voz muy parecidas a las que presentan los adultos, así como las patologías orgánicas que pueden aparecer (quiste, nódulos, etc.) también son semejantes; mientras que el comportamiento vocal va a ser bastante diferente.

                Normalmente el niño manifiesta una personalidad extrovertida, agresiva, hiperactiva, autoritaria, que se acompaña de una importante alteración de la postura, de la verticalidad, etc.

                Pruebas de diagnóstico

                En ocasiones es muy difícil realizar un diagnóstico foniátrico, ya que ni el paciente ni la propia familia son conscientes de la existencia de esta patología.

                Es preciso que el Médico Foníatra realice correctamente un diagnóstico orgánico y funcional, buscando el origen de la disfonía en una alteración orgánica del aparato fonatorio, o bien en un trastorno del desarrollo psicomotor, afectivo o intelectual del niño, acompañado de una exploración completa otorrinolaringóloga, para detectar diferentes tipos de patologías como pueden ser: hipertrofia amigdalar, hipertrofia de adenoides, alteración de la función auditiva, etc.

                Tratamiento

                a. Tratamiento no quirúrgico

                Incluye:

                  • Es importante informar  a la familia y al niño sobre el problema,  desdramatizando la situación y no culpabilizando al niño.
                  • Tratamiento farmacológico previo de los posibles factores asociados, que pueden considerarse agravantes de ésta patología: amigdalitis, adenoiditis, otitis, etc.

                    b. Tratamiento quirúrgico

                    El tratamiento quirúrgico de la disfonía infantil se llevará a cabo por el médico ORL-fonocirujano, después de haber realizado un correcto diagnóstico. Se realizará una cirugía muy específica denominada Microcirugía laríngea.

                    Se puede realizar de manera satisfactoria a  partir de los 9 años, siendo necesario realizar reposo vocal absoluto y obligatorio durante 1 semana, después  de la cirugía.

                    Es fundamental, que el Logopeda lleve a cabo después de la cirugía una Reeducación vocal con la “técnica tipo Sándwich”, que consiste en realizar una rehabilitación vocal pre y post-operatoria, considerándose imprescindible para que los  resultados de la microcirugía sean satisfactorios. 

                      JoomShaper