logo

blanco

ESTRIDOR LARÍNGEO

Definición: Es el sonido respiratorio anormal, agudo y musical causado por un bloqueo en la garganta o la laringe y, que suele escucharse durante la inspiración.

El sonido del estridor va a depender de la ubicación de la obstrucción en el tracto respiratorio alto.

Los niños corren mayor riesgo que los adultos de sufrir obstrucción de las vías respiratorias, ya que éstas son más cortas y estrechas y, aunque generalmente se escucha cuando el niño inhala (inspiración), también puede escucharse cuando el niño exhala (espiración).

Es importante que se diagnostique y se trate de inmediato, para evitar la obstrucción total de las vía respiratoria y,  que por lo tanto se lleguen a producir consecuencias más graves.

CAUSAS

Existen diversos factores que provocan el estridor. En ocasiones se produce debido a enfermedades, mientras que en otras ocasiones se debe a problemas en la estructura anatómica de las vías respiratorias del niño.

Algunas de las causas más frecuentes del estridor laríngeo en los niños son:

  • Causas congénitas. Se refieren a problemas presentes en el niño al nacer:
     
    • Laringomalacia
      Se produce una obstrucción parcial de las vías respiratorias, debido a que las partes de la laringe que son flexibles, se colapsan.
      El niño suele superar este trastorno al alcanzar los 18 meses de edad. La laringomalacia es la causa congénita más frecuente del estridor.
      En raras  ocasiones suele ser necesaria una intervención quirúrgica.
    • Estenosis subglótica
      La obstrucción de las vías respiratorias se produce porque la laringe se estrecha demasiado por debajo de las cuerdas vocales.
      Los niños que sufren de estenosis subglótica no son diagnosticados al nacer, pero sí a los pocos meses, en especial si las vías respiratorias del niño se esfuerzan demasiado, debido a un resfriado u otro virus. Con el tiempo el niño puede superar este problema sin necesidad de intervención quirúrgica, aunque sin embargo, la mayoría deberá ser sometido a una cirugía, si la obstrucción es severa.
    • Hemangioma subglótico
      La obstrucción  se debe a una especie de masa que consta principalmente  de vasos sanguíneos y que se localiza a nivel subglótico.
      Normalmente crece con rapidez durante los primeros meses de vida del niño,  mostrando signos entre los 3 y 6 meses de edad.
      Algunos niños pueden  superar este problema sin necesidad de intervención quirúrgica, ya que el hemangioma comienza a reducirse espontáneamente después del primer año de vida, aunque sin embargo, la mayoría  deberá ser sometido a una cirugía, si la obstrucción es  severa.
      Este trastorno es poco frecuente.
    • Anillos vasculares
      Se produce cuando la tráquea o conducto de viento, se encuentra comprimida por otra estructura, una arteria o una vena, en el exterior.  Para aliviar este trastorno puede ser necesario recurrir a una intervención quirúrgica.
  • Causas infecciosas:

    • Crup
      Se trata de una infección causada por un virus, que produce una inflamación de las vías respiratorias y, como consecuencia ocasiona problemas respiratorios.
      Es provocado por diferentes virus, de los cuales el más frecuente es el virus Parainfluenza.
    • Epiglotitis
      La epiglotitis es una infección bacteriana aguda, que produce la tumefacción e inflamación de la epiglotis, poniendo en riesgo la vida del  paciente.
      La epiglotis es una estructura de cartílago elástica, que se encuentra en la  base de la lengua y que evita que los alimentos penetren en la tráquea al  tragar. Su inflamación puede generar problemas respiratorios que pueden  empeorar de forma progresiva, provocando finalmente la obstrucción de  las vías respiratorias, en el caso de que existiera una tumefacción tan  grande que impida la entrada o salida de aire de los pulmones, lo que  se transforma en una emergencia médica.
      La epiglotitis suele ser provocada por el virus Haemophilus  influenzae, pero en la actualidad es poco frecuente, debido a que los  bebés son vacunados regularmente contra dicho virus.
    • Bronquitis
      Es una inflamación de los conductos respiratorios llamados bronquios, lo cual provoca un aumento de la producción de moco, además de otros cambios.
      Generalmente, la bronquitis aguda es provocada por agentes infecciosos  como bacterias o virus. También puede ser causada por agentes físicos o  químicos - polvo, alergenos, vapores fuertes -, por vapores provenientes  de productos químicos de limpieza o por el humo del tabaco.
    • Amigdalitis severa
      Las amígdalas son tejidos pequeños y redondos, ubicados en la parte posterior de la boca a ambos lados de la garganta.
      Se considera que forman parte del sistema inmunitario del niño, ayudando a eliminar las infecciones mediante la producción de anticuerpos.
      La amigdalitis se define como la inflamación de las amígdalas debido a una infección.
      Generalmente, es posible ver las amígdalas del niño, simplemente iluminando su garganta.
    • Absceso retrofaríngeo o absceso en la parte posterior de la garganta Consiste en una acumulación de pus localizada en la retrofaringe y, rodeada normalmente de tejido inflamado.
      Si un absceso es lo suficientemente grande, puede llegar a estrechar las vías respiratorias hasta convertirlas en un orificio muy pequeño, lo que puede provocar importantes problemas respiratorios.
      • Causas traumatológicas:

        • Cuerpo extraño en el oído, nariz y tracto respiratorio
          Puede causar la aparición de diferentes tipos de síntomas.
          Se considera cuerpo extraño a cualquier objeto colocado en el oído, nariz o boca y, que no pertenece a dichas zonas .
          Por ejemplo, una moneda o una canica en la tráquea (conducto de aire), pueden bloquear las vías respiratorias pudiendo llegar a provocar la muerte del niño.
        • Fractura de cuello
        • Cirugía de nariz
        • Tragarse una sustancia nociva
          Dependiendo del tipo de sustancia puede llegar a dañar de manera importante las vías respiratorias.
        • Intubación prolongada
          Debido al tubo de respiración que se utiliza durante la cirugía.

      PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

      El médico Otorrinolaringólogo será quien lleve a cabo un examen físico de las vías respiratorias altas, evaluando los signos vitales de la enfermedad, al mismo tiempo que auscultará los pulmones, complementándolo con un estudio de la historia clínica del paciente o Anamnesis.

      Las preguntas que se deben incluir en la historia clínica, para poder realizar una documentación detallada de estos sonidos respiratorios anormales, son:

      • ¿Son los sonidos respiratorios anormales agudos?
      • ¿Comenzaron de repente o poco a poco?
      • ¿Es posible que el niño haya introducido algo (un objeto) en su boca y, que se le haya ido  hacia la tráquea?
      • ¿Ha estado el niño enfermo recientemente?
      • ¿Están la cara o el cuello del niño inflamados?
      • ¿Ha estado el niño tosiendo o se ha quejado de dolor de garganta?
      • ¿Qué otros síntomas están presentes?
        • ¿Tiene el niño los labios o la piel de color azulado?

          El estudio se complementará mediante pruebas de diagnóstico endoscópicas laríngeas, llevadas a cabo por el médico Otorrinolaringólogo o por el médico Foníatra, como pueden ser:

          1. Laringoscopia directa.
          2. Laringoscopia indirecta.
          3. Análisis de gases en la sangre arterial.
          4. Cultivo de esputo. Examen de diagnóstico que se realiza con las flemas expulsadas de los pulmones hacia la boca. El cultivo de esputo suele realizarse para determinar la presencia de una infección.
          5. Broncoscopia. Se usa un broncoscopio para examinar las vías aéreas de forma directa.
          6. Tomografía computarizada del tórax.
          7. Radiografía de tórax  o de cuello.

          TRATAMIENTO

          a. Tratamiento no quirúrgico - Tratmiento farmacológico
                   
                

          Será establecido por su Médico Otorrinolaringólogo en función de la edad de su hijo, de la causa del trastorno y de la gravedad del mismo.

          • Tratamiento farmacológico. Se pueden prescribir medicamentos por vía oral o inyectables, como por ejemplo antibióticos, para ayudar a disminuir la infección de las vías respiratorias, y también corticoesteroides para disminuir la inflamación.

          b. Tratamiento quirúrgico

          Según la gravedad del estridor, puede ser necesaria la hospitalización y la intervención quirúrgica de urgencia, realizando una Traqueostomía si el paciente no puede respirar adecuadamente.

          Esta cirugía consiste en realizar una apertura en la tráquea a través del cuello, con el fin de permitir que el aire entre en los pulmones sin pasar por las cuerdas vocales.

          ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

          Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

          Acepto

          En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

           

          ¿Qué son las cookies?

           

          Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

           

          ¿Por qué son importantes?

           

          Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

           

          ¿Todas las cookies tienen la misma función?

          No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

           

          En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

           

          Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

           

          Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

           

          En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

           

          Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

           

          Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

           

          En función de la finalidad:

           

          Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

           

          Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

           

          Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

          Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

           

          Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

           

          ¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

           

          En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

           

          Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

           

          Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

           

          Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

           

          Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

          Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

           

          Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

           

          En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

           

          COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

          Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

          cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

          _fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

          COOKIES DE TERCEROS: Google

          Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

          __utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

          __utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

          __utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

          __utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

          __utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

          _ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

          _gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

          _gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

          ¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

          Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

          A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

          Google Chrome
          Mozilla Firefox
          Internet Explorer
          Safari para IOS (iPhone, iPad)
          Cookies Flash

          JoomShaper