logo

blanco

HIPOACUSIA INFANTIL

Definición: Es la incapacidad total o parcial del niño para escuchar sonidos a través de uno o ambos oídos.

La hipoacusia es la disminución del nivel de audición por debajo de lo que se considera normal.

Según la pérdida de intensidad, medida en Decibelios(dB), la hipoacusia se clasifica en:

  • Leve – cuando la pérdida de audición es menor de 35 dB.
  • Moderada – cuando la pérdida de audición está entre 35 y 60 dB.
  • Profunda o severa – cuando la pérdida de audición está entre 60 y 90 dB.
  • Total o cofosis – cuando la pérdida de audición es superior a 90 dB.

Hoy en día se recomienda para todos los recién nacidos y lactantes realizar un método de diagnóstico precoz, de manera que en algunas maternidades, Otorrinolaringólogos y Pediatras están poniendo en práctica un método de “otoemisiones”, para descartar la pérdida auditiva ya desde el nacimiento. 

Es habitual comprobar que los niños con pérdida auditiva tendrán menor respuesta o ninguna al sonido, y pueden presentar como consecuencia una falta de habilidad en la adquisición del habla, trastornos de la voz y alteraciones en el uso del lenguaje. Es lógico pensar que esto va a conllevar un retraso en el aprendizaje y una repercusión psicológica, tanto en su carácter como en su comportamiento, que dependerá de la intensidad y del grado de afección de la vía auditiva.

CAUSAS

Una obstrucción o daño en cualquier parte del oído va a provocar una pérdida de parte o de toda la capacidad para oír los sonidos.

La pérdida auditiva infantil puede ser:

a. Pérdida auditiva temporal

En la infancia la pérdida auditiva es normalmente temporal, algunas veces aparece tras un simple catarro o debido a una acumulación de líquido detrás de la membrana timpánica (Otitis media seromucosa crónica). Se estima que el 90% de los niños padecerán en algún momento este cuadro, con o sin pérdida de audición.

Los niños tienen una anatomía del oído diferente a la de los adultos, lo que les hace estar más predispuestos a desarrollar una otitis media crónica no supurada tras un catarro, siendo además menos capaces de librarse de ella, aunque normalmente se resuelve espontáneamente y es relativamente rara después de los 10 años.
Por lo tanto las infecciones de oído son la causa más común de la pérdida temporal de la audición en los niños. Cualquier fluido que permanezca más de 8 o 12 semanas en el oído es motivo de preocupación, ya que puede terminar causando problemas auditivos considerables en los niños. De ahí la importancia de acudir, al menor síntoma, a su médico Otorrinolaríngólogo para que realice una adecuada exploración física , ya que en muchas ocasiones este líquido puede pasar inadvertido.

b. Pérdida auditiva permanente

Algunos niños tienen hipoacusia permanente por un daño en el oído externo, medio o interno, o también en el nervio auditivo.
Algunas veces aparece tras enfermedades como la meningitis, depués de la cual se puede desarrollar un estado que produce pérdida auditiva progresiva.

La causa responsable de producir hipoacusia permanente varía dependiendo de si el daño se produce:

  1. Desde el nacimiento: algunos niños nacen con pérdida auditiva permanente, que puede ser debida a varias causas prenatales (como la infección durante el embarazo, el Síndrome de Down o un defecto genético), o por problemas durante el parto (falta de oxígeno), o por haber nacido prematuros.
  2. Tras el nacimiento: algunos niños pueden desarrollar sordera tras una meningitis, una infección por un virus, un golpe en la cabeza o por ciertos tratamientos con medicamentos. Algunos niños pueden tener un defecto genético presente desde el nacimiento, aunque la pérdida auditiva aparezca más tarde.

Si se diagnostica que su hijo padece pérdida auditiva permanente, su especialista ORL llevará a cabo los estudios necesarios para saber cual es la causa responsable de la hipoacusia y, excluir la existencia de otras enfermedades asociadas a la misma.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El médico Otorinolaringólogo será quien determine la pérdida auditiva en los bebés y en los niños, para lo cual realizará un estudio del comportamiento auditivo y del desarrollo del lenguaje del niño, mediante preguntas dirigidas a los padres.

Se realizará un examinará físico del oído del niño mediante una Otoscopia, prueba que consiste en una exploración mediante un instrumento llamado otoscopio, que sirve para examinar el conducto auditivo externo y evaluar el oído medio a través de la visualización directa del tímpano.

El diagnóstico se complementa con diferentes pruebas audiológicas, como pueden ser:

  1. Audiometría tonal. Se realiza en los niños con más edad, que ya colaboran.
  2. Timpanometría.
  3. Potenciales Evocados Auditivos Tronco- encefálicos. Se realizan en el caso de los niños más pequeños, siendo necesario a veces sedar al niño.

TRATAMIENTO

El diagnóstico precoz de la hipoacusia infantil constituye la primera fase del tratamiento, ya que su pronóstico es mejor cuanto más temprano se establezca una estrategia terapéutica encaminada a estimular la organización neurosensorial de la vía y los centros auditivos, ya sea a través de estímulos acústicos o de otras vías sensoriales.
El tratamiento será establecido por su médico Otorrinolaringólogo en función de la causa responsable de la hipoacusia.

a. Tratamiento no quirúrgico

Si el niño padece una Otitis media crónica seromucosa el especialista recetará un antibiótico, un antiinflamatorio y un descongestivo y, posteriormente se realizarán las revisiones oportunas para comprobar la evolución.

b. Tratamiento quirúrgico

b.1. COLOCACIÓN DE UN TUBO DE DRENAJE

Si con el tratamiento farmacológico no se consigue una mejoría, en determinadas ocasiones su médico especialista Otorrinolaringólogo podrá optar por colocar un Tubo de Drenaje, el cual se insertará en un pequeño orificio hecho en el tímpano.

Este tubo ayudará al principio a drenar el líquido del oído medio y después a mantenerlo ventilado, evitando así que se repita la Otitis media crónica seromucosa. Tras un tiempo, el tubo de drenaje se cae de manera espontánea.

La audición del niño mejorará y se podrá percibir la diferencia casi inmediatamente, tras la inserción del tubo de drenaje. En ocasiones y de manera muy puntual, puede ocurrir que la audición del niño no mejore tras la inserción del tubo, lo que normalmente se debe a que éste tiene una pérdida auditiva permanente.

Los niños que presentan una hipoacusia permanente y significativa, podrán necesitar:

b.2. IMPLANTE DE OÍDO MEDIO


b.3. IMPLANTE COCLEAR


Es importante saber, que estos niños también van a precisarar de la ayuda en el colegio de profesores especiales y de un medio auditivo apropiado en sus clases, siendo imprescindible un seguimiento regular por parte del especialista en Otorrinolaringología, Profesores y Logopedas.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

 

¿Qué son las cookies?

 

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

 

¿Por qué son importantes?

 

Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

 

¿Todas las cookies tienen la misma función?

No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

 

En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

 

Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

 

Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

 

En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

 

Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

 

Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

 

En función de la finalidad:

 

Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

 

Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

 

Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

 

Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

 

¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

 

En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

 

Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

 

Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

 

Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

 

Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

 

Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

 

En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

 

COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

_fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

COOKIES DE TERCEROS: Google

Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

__utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

__utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

_ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

_gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

_gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome
Mozilla Firefox
Internet Explorer
Safari para IOS (iPhone, iPad)
Cookies Flash

JoomShaper