logo

blanco

PRESBIACUSIA

Definición: Es la pérdida lenta de la capacidad para escuchar las frecuencias altas y, que se manifiesta a medida que las personas envejecen.

La presbiacusia normalmente sucede de forma gradual, por lo que algunas personas no son conscientes inmediatamente de esta pérdida.

Se presenta aproximadamente en un 25% de las personas entre los 65 y 75 años de edad y, en el 70 u 80% de las que tienen más de 75 años.

CAUSAS

Existen muchas causas para la Presbiacusia, pero con mayor frecuencia se produce debido a cambios relacionados con la edad. Estos cambios pueden ser:

Otros factores que contribuyen a la aparición de presbiacusia son:

  • Efectos acumulativos de ruidos ambientales.
  • Pérdida de células del órgano de Corti (receptores sensoriales del oído interno). 
  • Factores hereditarios.
  • Envejecimiento.
  • Salud.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos.

SÍNTOMAS

Los síntomas más comunes son múltiples, aunque cada individuo puede experimentarlos de forma diferente.

  • El paciente escucha la voz de los demás como si sonara entre dientes o mal articulado.
  • Los sonidos de tono alto, tales como la "s" o la "th", son difíciles de distinguir.
  • Las conversaciones son difíciles de entender, sobre todo cuando hay ruido de fondo.
  • Las voces de los hombres son más fáciles de escuchar que las de las mujeres, por ser mucho más graves.
  • Algunos sonidos parecen demasiado ruidosos y molestos.
  • En ocasiones se puede acompañar de zumbido en uno o ambos oídos.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la presbiacusia lo llevará a cabo el médico espcialista en Otorrinolaringología, meiante un estudio clínico de los síntomas del paciente o Anamnesis.
Es importante realizar un correcto diagnóstico, ya que en ocasiones los síntomas de la Presbiacusia pueden parecerse a los de otras patologías, lo que puede llevar a sospechar erróneamente de la existencia de enfermedades neurológicas en personas de edad avanzada, como puede ser la enfermedad de Alzheimer, la cual se acompaña de problemas en la audición.

Es muy importante su detección precoz y, para ello el médico especialista puede solicitar  diferentes pruebas de diagnóstico, como son las pruebas audiológicas, entre las que tenemos:

  1. Audiometría tonal.
  2. Audiometría vocal.
  3. Timpanometría, etc.

TRATAMIENTO

Aunque no existe cura conocida, el tratamiento está encaminado a lograr cierta mejora funcional y a retrasar en la medida de lo posible la pérdida auditiva.
El tratamiento específico se establecerá por el médico Otorrinolaringólogo, basándose en diferentes aspectos: 

  • La edad del paciente, su estado general de salud y su historia médica.
  • Lo avanzada que está la enfermedad.
  • La tolerancia del paciente a determinados medicamentos, procedimientos o terapias. La opinión o preferencia del paciente.

a. Cuidados y medidas preventivas

Hay una serie de cuidados que pueden contribuir a prevenir más daños en la audición:  

  • Evitar ruidos fuertes y reducir la exposición al ruido.
  • Utilizar tapones para los oídos o cascos protectores, cuando haya una exposición a ruidos intensos.
  • Utilizar dispositivos auxiliares tales como los amplificadores telefónicos.
  • Aprender a leer los labios - utilización de señales visuales para determinar qué se está diciendo.
b. Adaptación Audioprotésica

Una buena alternativa que resulta tremendamente eficaz es la Adaptación Audioprotésica de audífonos en uno o ambos oídos, según la necesidad, para aumentar el umbral de percepción y ralentizar al mismo tiempo dicha pérdida auditiva. 
JoomShaper