logo

blanco

OTITIS EXTERNA AGUDA

Definición: Es una infección, irritación o inflamación del Conducto auditivo externo (CAE); es decir, del conducto que transporta los sonidos desde el exterior del cuerpo hasta el tímpano.

Es una enfermedad muy común que afecta principalmente a los niños, adolescentes y adultos jóvenes y, una forma frecuente de contraerla es nadando en aguas contaminadas. Se conoce coloquialmente como “oído de nadador”, sin embargo la natación no es la única causa, ya que se puede desarrollar también al tratar de limpiar la cera del conducto auditvo utilizando aplicadores y objetos pequeños (bastoncitos, etc.), por un rascado intenso del oído, o bien por un objeto clavado en el mismo.

Se produce cuando hay demasiada humedad en el oído, de manera que la piel que recubre el interior del conducto auditivo se llega a irritar y lesionar, permitiendo la proliferación de hongos o bacterias hidrófilas como las Pseudomonas. En los climas templados la otitis externa se da más frecuentemente durante los meses de verano, cuando es más habitual bañarse en el mar o en la piscina.

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes son:

    • Dolor de oído, que puede ser intenso y empeorar cuando se toca o se mueve el lóbulo u otra parte del pabellón auditivo externo.
    • Enrojecimiento del oído externo.
    • Comezón o picor en el interior del oído.
    • Drenaje o secreción del oído.
    • Nódulos inflamados en el cuello.
    • Inflamación del canal del oído hasta cerrarse.

      PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

      Las pruebas de diagnóstico más eficientes para el correcto diagnóstico de la otitis externa aguda, se basarán en la exploración física de las estructuras externas de oído por parte del médico Otorrinolaringólogo.

      1. Palpación o manipulación directa del oído externo, que normalmente aumenta el dolor.
      2. Palpación directa de la zona alrededor y detrás del oído, que puede manifestarse sensible al tacto.
      3. Otoscopia. Prueba que consiste en examinar del oído mediante un otoscopio.
        El oído se presenta enrojecido e inflamado, incluyendo el conducto auditivo, el cual puede aparecer similar a un eczema con descamación de la piel. A veces es difícil la visualización del tímpano con el otoscopio, debido a la gran inflamación del conducto auditivo externo.
      4. Cultivo de la secreción del oído, para revelar la presencia de bacterias u hongos.

      TRATAMIENTO

      a. Tratamiento no quirúrgico- Tratamiento farmacológico

      El tratamiento de la otitis externa aguda dependerá de la gravedad de la infección y del dolor que tenga el paciente, aunque siempre será de tipo farmacológico, siendo importante mantener el oído seco entre 10 y 14 días.

      El tratamiento no quirúrgico incluirá:

      • Se puede aplicar un paño tibio o compresa de calor en el oído para el dolor y, si éste es muy intenso se pueden utilizar analgésicos orales.
      • En el caso de infecciones más leves, se recetan gotas antibióticas para combatir la infección y, corticosteroides para reducir la inflamación del conducto auditivo.
      • En los casos más graves también se prescriben antibióticos orales, y es posible que el médico solicite un cultivo de las secreciones del oído, para identificar las bacterias u hongos causantes de dicha infección.
      JoomShaper