logo

blanco

OSTEOMIELITIS DEL CRÁNEO

También conocida como Otitis Externa Maligna.

Definición: Es una enfermedad que causa inflamación y lesión de los huesos así como del cartílago de la base del cráneo y, es ocasionada por la diseminación de la infección producida en el oído externo(otitis externa).

La otitis externa maligna se considera una complicación poco común, tanto de la otitis externa aguda como de la otitis externa crónica.

CAUSAS

La otitis externa es causada frecuentemente por bacterias difíciles de combatir como son las Pseudomonas aureoginosa, que en ocasiones no responden al tratamiento farmacológico, por lo que la infección se disemina desde la base del conducto auditivo hacia los tejidos adyacentes y hacia los huesos de la base del cráneo. Como consecuencia, los huesos se pueden deteriorar o destruir debido a la infección resultante y a la inflamación, que incluso puede propagarse todavía más y afectar los nervios craneanos, el cerebro u otras partes del cuerpo.

De esto se puede deducir la importancia que tiene un diagnóstico correcto, por parte del médico especialista.

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes son:
    • Drenaje persistente del oído afectado, que se acompaña de pus fétido y de color verde-amarillento.
    • Hipoacusia o pérdida de la audición.
    • Dolor de oído, que puede empeorar al mover la cabeza y que se localiza en la parte interna del oído.
    • Picor en el oído o en el conducto auditivo.
    • Fiebre.

          PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

          El diagnóstico de la otitis externa maligna lo llevará a cabo el médico especalista Otorrinolaringólogo, medinate una serie de pruebas de diagnóstico específicas, dentro de las cuales podemos citar:

          1. Otoscopia. Prueba que consiste en una exploración mediante un instrumento llamado otoscopio, que sirve para examinar el conducto auditivo externo y evaluar también el oído medio a través de la visualización directa del tímpano. 
          2. Palpación directa de la zona alrededor y detrás del oído, que puede manifestarse sensible al tacto.
          3. Examen neurológico, que puede revelar una afectación de los nervios craneales.
          4. Cultivo de las secreciones, para revelar la existencia de hongos o bacterias como las Pseudomonas

          Este tipo de pruebas se pueden complementar con otras de tipo radiológico, sobre todo cuando  se pretende buscar señales de infección del hueso adyacente al conducto auditivo. Podemos destacar como más habituales:

          1. TC de la cabeza.
          2. Radiografía del cráneo.
          3. RNM de cabeza.

          TRATAMIENTO

          Estará siempre establecido por el médico especialista en Otorrinolaringología, una vez que las correspondientes pruebas de diagnóstico hayan establecido el grado de afectación de las diferentes estructuras.

          a. Tratamiento no quirúrgico- Tratamiento quirúrgico

          El principal objetivo del tratamiento es curar la infección; suele ser prolongado y con frecuencia dura varios meses. Se prescriben antibióticos efectivos contra el microorganismo causante de la infección, la bacteria Pseudomonas aeruginosa, que pueden suministrarse por vía intravenosa y algunas veces por vía oral, hasta que lo exámenes muestren una importante disminución de la inflamación.

          b. Tratamiento quirúrgico


          En ocasiones, cuando la afectación es muy grave, se precisa una intervención quirúrgica, que consistirá en el desbridamiento del cráneo para facilitar el drenaje y disminuir así el deterioro del hueso.

          JoomShaper