logo

blanco

RUPTURA DE LA MEMBRANA TIMPÁNICA

MEMBRANA TIMPÁNICA

Definición:
Es una delgada membrana que separa el oído externo del medio y que vibra en respuesta a las ondas sonoras, además de actuar como una barrera que evita que materiales externos y bacterias penetren en el oído medio.

Si la membrana timpánica está perforada, ya no ejerce su función interrumpiéndose el proceso auditivo, permitiendo la entrada de bacterias y de otros agentes que pueden causar infección de oído.

membrana-timpanica- pg-42-desgarrada-1
La ruptura puede ser ocasionada por:
  • Daño directo: introducción de porta-algodones, lápices, clips, lavados de oídos realizados incorrectamente, etc.
  • Daño indirecto: golpes con mano abierta, trauma acústico, cambios bruscos de presión por explosión, fracturas del hueso temporal, infecciones de oído, procesos catarrales mal curados, etc.



SÍNTOMAS

Los síntomas más habituales son:

    • Molestia y dolor del oído afectado.
    • Supuración del oído que puede ser clara, con pus o sanguinolento.
    • Hipoacusia en el oído afectado, que no tiene por qué ser total.
    • Acúfeno o ruido en el oído.

      PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

      El diagnóstico de la ruptura timpánica se llevará a cabo por el médico Otorrinolaringólogo, mediante un examen físico del oído u Otoscopia. Esta prueba consiste en una exploración mediante un instrumento llamado otoscopio, que sirve para examinar el conducto auditivo externo y evaluar también el oído medio a través de la visualización directa del tímpano y de la membrana timpánica. Si ésta presenta una perforación, se observará directamente la abertura e incluso se podrán ver los huesecillos del oído medio.

      En ocasiones, es difícil para el médico especialista poder visualizar la membrana timpánica debido a las secreciones, sobre todo si se acompañan de pus.

      Además del estudio físico del oído, será necesario realizar una serie de pruebas Audiológicas, que permitirán medir el grado de pérdida auditiva, entre las que tenemos:

      1. Audiometría tonal.
      2. Audiometrá vocal.
      3. Impedanciometría.
      4. Timpanometría.

      TRATAMIENTO

      El tímpano roto o perforado tiende a recuperarse por sí solo en dos meses, siendo los principales objetivos del tratamiento aliviar el dolor y prevenir la infección, hasta que ésto ocurra.

      a. Tratamiento no quirúrgico - Tratamiento farmacológico

      Se pueden prescribir antibióticos para prevenir una infección o para el tratamiento de una infección ya existente; y analgésicos para aliviar el dolor, incluídos los medicamentos que no necesitan prescripción médica.

      En algunas ocasiones, el médico ORL puede decidir colocar un parche de latex o goma sobre el tímpano para intentar su cierre. Durante este tiempo es fundamental mantener el oído limpio y seco mientras se recupera el tímpano, para lo cual se recomienda colocar tapones en el oído mientras que el paciente se ducha o se lava la cabeza, evitando que el agua penetre al interior.

      b. Tratamiento quirúrgico

      En aquellos casos en los que la perforación es muy amplia, de manera que la membrana timpánica no se cierra por sí sola, se debe recurrir a una intervención quirúrgica denominada TIMPANOPLASTIA.   

                           

      memb-timpan-reparada-3-pg-42

       

       

      JoomShaper