logo

blanco

ANATOMÍA BÁSICA DEL OÍDO

EL OÍDO

Definición: Es el órgano de la audición y, forma parte del sistema nervioso periférico.

El sentido del oído nos permite percibir los sonidos, su volumen, tono, timbre y la dirección de la cual proceden. Las vibraciones sonoras son recibidas por el oído y son transmitidas al cerebro. 

En el oído se encuentran también terminaciones nerviosas que reciben información acerca de los movimientos del cuerpo, ayudando a mantener el equilibrio del mismo.

El oído se divide en tres secciones:

anatomia-del oido- pg-2 y pg-56

♣ OÍDO EXTERNO

De las tres partes es el único que está a la vista y se puede definir como un “aparato de transmisión”, ya que recoge las ondas sonoras que se propagan a través del aire, las cuales una vez que han entrado llegan hasta el conducto auditivo externo y, de aquí son conducidas hasta el oído medio.
La otra función del conducto auditivo externo es proteger a las demás partes del oído, fabricando cera.

CAE

Está formado por
:
  1. El pabellón auricular u oreja. Está compuesto por cartílago y piel y, diseñado para recoger durante el proceso de audición las ondas sonoras, dirigiéndolas hacia el interior.
  2. El conducto auditivo externo o CAE. Es la continuación del pabellón auricular y se comunica con el tímpano. Tiene forma tubular con una longitud de entre 30 y 35 mm y, su pared está constituida por una porción cartilaginosa móvil y otra ósea. La primera, que es mayor que la segunda, es la continuación de la estructura cartilaginosa del pabellón auricular; mientras que la zona ósea está constituida por el hueso del tímpano y la región escamosa del hueso temporal, que es uno de los huesos laterales del cráneo.
    Está cubierto por un tejido muy fino con pequeñas vellosidades y glándulas, encargadas de producir la cera del oído.

♣ OÍDO MEDIO (Cavidad Timpánica)

El oído medio es una cavidad llena de aire que contiene numerosos elementos anatómicos. Se encuentra alojado en los huesos del cráneo a nivel del hueso temporal, entre el conducto auditivo externo y el oído interno.

Su función es recoger las ondas de sonido que recibe del oído externo, convertirlas en vibraciones y llevarlas hasta el oído interno. Esto lo hace mediante el Tímpano, que separa el oído externo del oído medio y, la cadena de los tres huesecillos denominados osículos.

cadena-de-huesecillos-.pg-42normal

Está formado por
:
  1. El Tambor del oído o Tímpano. Separa el oído externo del medio, siendo un espacio aéreo que puede ser descrito como una caja con 6 paredes, constituido por una delgada membrana muy estirada, denominada Membrana Timpánica, que vibra en respuesta a las ondas sonoras.
  2. Cadena de huesecillos u osículos: martillo, yunque, lenticular y estribo.
    Las ondas sonoras hacen que la Membrana Timpánica vibre a diferente velocidad, señal que es transmitida a los osículos, gracias a que está adherida al martillo, huesecillo que a su vez está unido a otro llamado yunque, el cual finalmente se encuentra pegado al hueso más pequeño de todo el cuerpo, que es el estribo.
  3. La trompa de Eustaquio. Es un conducto estrecho que conecta el oído medio con la parte posterior de la faringe y la nariz, es decir con la rinofaringe. Su función principal es la ventilación de la caja timpánica y ayudar a que el tímpano compense la presión intratimpánica.

    La trompa de Eustaquio y el oído medio mantienen la misma presión del aire a ambos lados del tímpano. En condiciones normales este conducto permanece cerrado, pero cuando bostezamos, viajamos en avión o subimos a una montaña, tenemos la sensación de que los oídos se “destapan”. Realmente lo que ocurre es que la trompa de Eustaquio se abre para igualar (ecualizar) la presión del aire entre el oído medio y el oído externo, ya que cuando se acumula más presión de un lado que de otro provoca que sintamos dolor.
    Se logra así el correcto funcionamiento del tímpano, evitando que sufra lesiones.
  4. La Mastoides y el antro Mastoideo. Se localiza en el hueso temporal (detrás de la oreja), fundamentalmente en la región mastoidea, donde existen numerosos y pequeños espacios aireados llamados celdillas mastoideas, que están conectados entre sí y con el de mayor tamaño, denominado antro mastoideo, el cual está ubicado en el centro.
  5. La ventana oval o puerta del oído interno. Es una membrana que transmite la vibración hacia un líquido llamado linfa, que se encuentra dentro del caracol . Así pues, la ventana oval transforma un estímulo del medio aéreo –sonido- en un estímulo del medio líquido.

Cuando las ondas de sonido llegan hasta el conducto auditivo externo y al tímpano, éste empieza a vibrar, de manera que las vibraciones pasan por los cuatro pequeños huesos -martillo, yunque, lenticular y estribo-, que a su vez transfieren estos movimientos a la parte más profunda del oído, que se corresponde con el oído interno.

♣ OÍDO INTERNO

El oído interno o “laberinto” se encuentra dentro del hueso temporal y puede dividirse morfológicamente en laberinto óseo y laberinto membranoso.

El laberinto óseo es la cápsula ósea que rodea al laberinto membranoso, y éste último consiste en un sistema hueco que contiene la endolinfa. Entre el laberinto óseo y el membranoso se encuentra la perilinfa, que es en parte un filtrado de la sangre y en parte difusión de líquido cefalorraquídeo.

Está formado por:

  1. El Laberinto posterior o Sistema vestibular. Contiene receptores sensoriales cuyafunción es la de “mantener el equilibrio”.
    Es una cavidad constituida por el utrículo, el sáculo y tres canales semicirculares que son el anterior, posterior y lateral, cuya función también es mantener el equilibrio.
    Cada una de estas estructuras contiene células especializadas para detectar la aceleración y desaceleración del movimiento, ya sea lineal o angular.

    Contiene el nervio vestibular formado por células bipolares procedentes del utrículo, sáculo y canales semicirculares y, cuyo ganglio -el ganglio vestibular- está situado dentro del conducto auditivo interno. A su vez, el nervio vestibular atraviesa dicho conducto junto con el nervio coclear y el nervio facial.
    La información aportada por el sistema vestibular junto con la información visual y la propioceptiva, se integran a nivel cerebral con el fin de lograr coordinación postural y control motor.
  2. El Laberinto anterior o Sistema coclear. Contiene receptores sensoriales cuya función es la “auditiva”. Está constituido por el caracol o Cóclea, que es un conducto pequeño y enrollado considerado el verdadero micrófono del oído, ya que recibe el sonido conducido através de oído externo y medio, transformándolo en energía bioeléctrica para que viaje por el nervio auditivo hasta el cerebro. Dentro del caracol se encuentra alojado el Órgano de Corti, el cual está recubierto de células ciliadas (con pelitos) que descansan sobre la membrana basilar y, cuyos cilios se encuentran en contacto con la membrana tectoria.

Una vez que las ondas sonoras se han convertido en vibraciones en el oído medio, entran en el oído interno.

Cuando se produce un estímulo, es decir un sonido, el estribo ejerce presión sobre la ventana oval generando una onda acústica en la perilinfa, que se propaga a lo largo de la cóclea desplazando así la membrana basilar. Cuando el líquido empieza a vibrar, hace que los cilios se muevan y se flexionen entrando en contacto con la membrana tectoria, lo que se traduce en cambios de potencial celular que generan unos estímulos nerviosos a través de las células bipolares del nervio coclear. De esta manera las vibraciones se conviertan en señales nerviosas que son enviadas al cerebro, para que éste las pueda comprender e interpretar.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

 

¿Qué son las cookies?

 

Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

 

¿Por qué son importantes?

 

Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

 

¿Todas las cookies tienen la misma función?

No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

 

En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

 

Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

 

Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

 

En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

 

Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

 

Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

 

En función de la finalidad:

 

Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

 

Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

 

Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

 

Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

 

¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

 

En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

 

Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

 

Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

 

Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

 

Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

 

Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

 

En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

 

COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

_fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

COOKIES DE TERCEROS: Google

Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

__utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

__utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

__utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

_ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

_gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

_gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

Google Chrome
Mozilla Firefox
Internet Explorer
Safari para IOS (iPhone, iPad)
Cookies Flash

JoomShaper