logo

blanco

HIPOACUSIA INDUCIDA POR EL RUIDO. TRAUMA ACÚSTICO

Definición: Es la incapacidad total o parcial para escuchar sonidos a través de uno o ambos oídos, debido a una exposición a ruidos extremadamente fuertes o de manera prolongada.

Las estructuras del oído internopueden dañarse por exposición de los oídos a ruidos extremadamente fuertes, o bien a ruidos fuertes pero de manera prolongada, pudiendo provocar una pérdida de la audición,

EL RUIDO O SONIDO

Los parámetros acústicos que miden el ruido y/o sonido son:

  1. La Intensidad del ruido y/o del sonido. Se mide en Decibelios (dB).
    Los niveles en una conversación normal están alrededor de los 60 decibelios, de manera que cualquier ruido por encima de los 120 decibelios puede perjudicar los oídos y llevar a la pérdida de la audición.
    Según la Academia Americana de Otorrinolaringología (American Academy of Otolaryngology), el ruido es dañino si:
    • Usted tiene que gritar para que le escuchen.
    • li>Le duelen los oídos.
  2. Sus oídos le pitan.
  3. Usted tiene dificultad para oír durante un par de horas después de la exposición.
  4. El Tono. Mide la frecuencia de las vibraciones del sonido por segundo. El valor del tono se mide en Herzios (Hz) y, quiere decir ciclos por segundo.Cuanto más bajo es el tono (sonido más grave), menor será la cantidad de vibraciones por segundo. Cuando comienza la pérdida de la audición, la persona tendrá inicialmente problemas para escuchar los sonidos de tono agudo.
¿Cómo puede un ruido fuerte producir pérdida de la audición?

Los ruidos fuertes pueden dañar las células del órgano de Corti del oído interno y el nervio acústico, denominándose pérdida neorosensorial de la audición o sordera nerviosa.
El daño puede ocurrir por un ruido breve pero intenso, tal como una explosión, o por ruidos fuertes y prolongados, tales como ruidos en un ambiente de trabajo bastante ruidoso.

Según si la lesión traumática de las estructuras del oído es debida a una agresión acústica única o de repetición, pueden diferenciarse dos tipos de trauma acústico:

  • Traumatismo acústico agudo. La lesión del oído interno es debida a un sonido de duración corta, pero de elevada intensidad y, a menudo implica un daño severo. El síntoma fundamental es la hipoacusia, que suele aparecer de forma inmediata en uno o en ambos oídos, y la presencia de acúfeno.
  • Hipoacusia profesional. Es un deterioro progresivo de la audición por la influencia del ruido industrial bastante fuerte y prolongado. Se produce una alteración en el metabolismo celular del órgano de Corti, que da lugar a una hipoacusia sensorial. La hipoacusia es irreversible y por ello la medida más importante es la prevención.

La pérdida de audición producida por el ruido puede ser permanente o temporal, recuperándose en este último caso la audición, generalmente en un plazo de 16 horas tras la exposición a dicho ruido fuerte.

Los ruidos que pueden producir pérdida de la audición son:

La pérdida de la audición puede suceder después de una única exposición a un ruido fuerte o después de repetidas exposiciones a ruidos fuertes y variados. La exposición a ruidos altos puede darse en el trabajo, en el hogar o en lugares de recreo.
Existen múltiples ejemplos:

  • En lugares de recreo: Disparar pistolas y otras armas, motos para la nieve, coches de carreras, motocicletas, trompetas, aeromodelismo, etc.
  • En el hogar: Trituradores de basura, aspiradoras, cortadora de césped, sopladora de hojas, herramientas de taller, etc.
  • En el trabajo: El equipo para trabajar la madera, sierras, construcción, maquinaria pesada, etc.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la hipoacusia indiucida por el ruido lo llevará a cabo el médico Otorrinolaringólogo, mediante la elaboración de una historia clínica o Anamnesis, para lo cual hará al paciente una batería de preguntas que le ayudarán a determinar la posible causa de la pérdida de la audición.

Normalmente en este tipo de hipoacusias es fácilmente identificable la causa o causas responsables de las mismas, e incluso el paciente suele ser consciente del momento exacto en que ocurrió la exposición, sobre todo si se trata de un ruido fuerte.

Algunas de las preguntas pueden ser:
  • Sobre la distribución de la hipoacusia
    • ¿Es unilateral, es decir afecta solamente a un oído?
    • ¿Es bilateral, es decir afecta a ambos oídos?
  • Sobre la calidad de la pérdida auditiva
    • ¿La pérdida de la audición es leve o severa?
    • ¿Ha perdido toda la capacidad para escuchar cualquier sonido?
    • ¿Presenta disminución de la agudeza auditiva?
    • ¿Presenta disminución de la capacidad para entender el lenguaje hablado?
    • ¿Presenta disminución de la capacidad para localizar la fuente de unsonido?
    • ¿Tiene que pedir a las personas que le repitan lo que le han dicho?
    • ¿La gente se queja de que usted tiene el volumen de su televisor demasiado alto?
    • ¿Tiene problemas para escuchar las conversaciones telefónicas?
    • ¿Tiene problemas para seguir las conversaciones cuando dos o más personas hablan al mismo tiempo?
  • Sobre el tiempo de aparición de la hipoacusia
    • ¿Desde cuándo se ha presentado la pérdida de la audición?
    • ¿Se ha sometido a un ruido fuerte y temporal?
    • ¿Se ha sometido a un ruido menos severo pero permanente en el tiempo?
  • Otros síntomas que acompañan a la hipoacusia
    • ¿Presenta acúfenos o tinnitus?
    • ¿Presenta dolor de oído?
    • ¿Tiene dolor de cabeza?
    • ¿Qué otros síntomas están presentes?

La historia clínica se completará con un examen físico del paciente, que incluye un estudio detallado de los oídos.

Además el médico especialista puede solicitar una serie de pruebas de diagnóstico, que complementen el estudio anterior, como pueden ser:
  1. Audiometría Tonal.
  2. Timpanometría.
  3. TC de la cabeza. Se solicita cuando se sospecha la existencia de una fractura o tumor.
  4. Radiografía de la cabeza.
  5. RNM de la cabeza.

TRATAMIENTO

La prevención de la pérdida de la audición resulta mucho más efectiva que su tratamiento, cuando "el daño ya está hecho".

a. Medidas preventivas

Existen una serie de cuidados y medidas que contribuyen a prevenirla la pérdida de audición inducida por exposición a ruidos.

  • Utilizar tapones para los oídos u orejeras, si sabe que va a estar expuesto a ruidos fuertes, ya sea temporalmente o durante un periodo de tiempo mayor.
  • Proteger a los niños pequeños de ruidos fuertes.
  • Ser consciente de los ruidos dañinos que hay en su ambiente.
  • Conocer los ruidos demasiado fuertes y que pueden producir daño en los oídos.
  • Someterse de manera más o menos habitual a un examen médico para medir y controlar su nivel de audición.
p> b. Tratamiento no quirúrgico

b.1. ADAPTACIÓN AUDIOPROTÉSICA

c. Tratamiento quirúrgico

c.1. IMPLANTE DE OÍDO MEDIO

c.2. IMPLANTE COCLEAR  

JoomShaper