logo

blanco

SÍNDROME DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO

Definición: Trastorno que se caracteriza por episodios de suspensión de la respiración (apnea o hipoapnea), que pueden llegar a tener una duración de entre 9 y 90 seg (en caso de apnea severa o grave), secundarios a la obstrucción parcial o completa de las vías aéreas superiores (VAS) y, que pueden suceder varias veces mientras la persona está durmiendo.

VÍAS AÉREAS SUPERIORES

vias-espiratorias-2-pg-107

En condiciones normales y en aquellas personas que respiran por la boca, los músculos de la parte superior de la garganta están tensos por lo que sujetan el paladar blando y la úvula, dejando un espacio suficiente para permitir el paso normal del aire hacia los pulmones. Durante el sueño estos músculos se relajan un poco, pero el espacio orofaríngeo aún permanece lo suficientemente abierto como para que el aire siga entrando. El problema aparece realmente en aquellos pacientes que tienen, por diversos motivos, este espacio más estrecho de lo normal, de manera que durante el sueño se produce una mayor relajación de dichos músculos ,haciendo que el espacio orofaríngeo se cierre casi totalmente y, por lo tanto, el aire no puede llegar a los pulmones provocando la suspensión de la respiración.

La Apnea Obstructiva del Sueño normalmente sigue una secuencia determinada, que comienza con ronquidos fuertes poco después de dormirse, los cuales continúan a un ritmo regular durante un tiempo y generalmente se vuelven más intensos, hasta que son interrumpidos por un largo período de silencio durante el cual no hay respiración, período que se conoce como “Apnea”.
Posteriormente dicha apnea es interrumpida por un fuerte resoplido y jadeo y, el ronquido vuelve a retomar su ritmo regular. Estas apneas se repiten frecuentemente a lo largo de la noche, durante las cuales el paciente pasa de una etapa de sueño profundo a otra etapa de sueño más ligero, dando como resultado un sueño fragmentado que resulta muy poco reparador. Como consecuencia de ello se produce la típica “somnolencia diurna”, como uno de los síntomas más importantes y característicos del SAOS. Además, durante las “apneas” disminuye el nivel de oxígeno disuelto en sangre y, si esto se mantiene durante largos períodos de tiempo (hipoxia), puede provocar muchos de los síntomas que aparecen en el paciente durante el día, con lesiones tanto a nivel cardíaco, como pulmonar y neurológico.

Existe un parámetro, que es el Índice de Resistencia Respiratoria (RDI), en función del cual podemos determinar la gravedad de las Apneas:

RDI < 20 media
RDI 20-40 moderada
RDI 40-60 moderada-severa
RDI > 60 severa

De manera más sencilla y para que se entienda, podemos establecer una clasificación de las apneas en función de su gravedad, teniendo en cuenta que si no se pone remedio tempranamente a este trastorno, se evolucionará irremediablemente hasta la situación más grave:

  • Apnea obstructiva del sueño leve
  • Apnea obstructiva del sueño moderada
  • Apnea obstructiva del sueño severa o grave, con interrupciones de la respiración de entre 9-90 seg.
CAUSAS

Tal y como hemos descrito para el ronquido, existe una predisposición de algunos pacientes a padecer este trastorno, en función de:
  • Características anatómicas propias del paciente:
    • Pobre tono de los músculos de la faringe.
    • Vías respiratorias superiores estrechas.
    • Gran tamaño de base de lengua.
    • Tejido del paladar duro muy grueso.
    • Tamaño y posición del maxilar inferior: retrognatia o micrognatia.
  • Paladar blando muy largo y relajado.
  • Úvula o campañilla larga.
  • Hipertrofia de cornetes inferiores.
  • Hipertrofia amigdalar.
  • Hipertrofia de las vegetaciones, sobre todo en niños.
  • Desviación del tabique nasal y/ o de la nariz.
  • Obesidad. La cantidad de tejido adiposo, tanto en el hombre como en la mujer, no tiene una gran influencia en la producción de SAOS, mientras que es mucho más importante determinar la distribución específica de dicho tejido adiposo.
    Sobre todo en el caso de hombres de edad media y con sobre-peso presentan un tamaño de cuello muy grueso, que hace que las estructuras de las vías respiratorias estén más comprimidas, dejando menos espacio para la circulación normal del aire. Se debe medir la masa de grasa en el cuello y en la cintura, observándose cuadros severos de SAOS cuando el perímetro del cuello es superior a 50 cm y el de la cintura a 112 cm. Ver Dieta Hipocalórica Mediterránea.

    Existe un número de personas, aproximadamente el 40%, que pueden padecer SAOS a pesar de no presentar sobrepeso, aunque en aquellos pacientes que presentan  obesidad mórbida (IMC > 35 Kg/m2) y que padecen SAOS severo, se ha observado una importante mejoría cuando se trata dicha obesidad.
  • Consumo de tabaco y alcohol, sobre todo por la noche, ya que al ser relajantes muscularesaumentan el riesgo de padecer SAOS.
  • Cenar copiosamente y acostarse antes de que haya transcurrido un mínimo de dos horas.
  • Consumo de fármacos sedantes e hipnóticos para dormir.

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes del SAOS son:

  • Ronquido fuerte, que se debe interpretar como sonido de alerta de una posible Apnea.
  • Cansancio físico, sobre todo al despertar por la mañana.
  • Somnolencia anormal e injustificada durante el día.
  • Frecuentes dolores de cabeza matutinos, pesadez de cabeza, etc.
  • Limitación de la capacidad de atención.
  • Cierta pérdida de la capacidad de memoria.
  • div align="justify"> Irritabilidad y cambio de personalidad (agresividad).
  • Impotencia sexual.

En ciertos pacientes pueden aparecer otros síntomas más graves, como son:

  • Hipertensión arterial, que puede provocar insuficiencia cardiaca del lado derecho.Ver Dieta para Hipertensión Arterial.
  • Miocarditis.
  • Hypoxemia.
  • Importante hinchazón de las piernas, cuando es realmente grave.
  • Realizar ciertas acciones de manera automatizada y sin ser demasiado consciente de ello, con el riesgo que esto puede entrañar.
  • Ictus.
  • Convulsiones.
  • Comportamiento hiperactivo y falta de concentración, sobre todo en niños.
Es importante resaltar que muchos pacientes que padecen SAOS, no guardan recuerdo alguno de los episodios de apnea que han experimentando durante la noche, mientras que son sus familiares o cónyuges los que realmente son conscientes de la existencia de este trastorno.

Al final, el paciente lo único que padece son algunos de los síntomas que se derivan de dicho trastorno, que a menudo y por falta de información, se asocian a otras patologías diferentes.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

Es fundamental que su médico Otorrinolaringólogo realice una adecuada evaluación pre-quirúrgica, que puede incluir:
  1. Cuidadoso estudio del historial clínico del paciente o Anamnesis, incluyendo una entrevista personal con una serie de preguntas sobre la somnolencia diurna, la calidad del sueño, los hábitos de sueño y la existencia de otros síntomas relacionados, como: cansancio físico, falta de concentración, hipertensión arterial, etc.
    También se debe hacer referencia a cierto sobre-peso (si lo hay), vida sedentaria, consumo de tabaco, alcohol, etc., e incluso hablar con su familia.
  2. Rinofibroscopia. Exploración física de la vía aérea superior, mediante un rinofibroscopio, de la nariz, la orofaringe y la laringe, para poder detectar ciertas anomalías anatómicas que puedan predisponer al paciente a padecer este trastorno.
  3. Maniobra de Mueller. Durante la rinofibroscopia se le pide al paciente que realice un esfuerzo inspiratorio con la boca y nariz ocluidas, lo que puede ayudarnos a determinar el colapso del paladar blando y de la base de la lengua.

Se debe complementar dicho estudio con otras pruebas de diagnóstico, como son:

  1. Electrocardiograma para detectar posibles alteraciones cardíacas, arritmias, etc., que pueden suceder durante el sueño.
  2. Ecocardiograma para evaluar la función cardiaca.
  3. Gasometría arterial para determinar el bajo nivel de oxígeno en sangre.
  4. Estudios del sueño o POLISOMNOGRAFÍA, como prueba más importante:

    Definición: Prueba que estudia los ciclos y las etapas del sueño, mediante registros continuos de las ondas cerebrales, de la actividad eléctrica de los músculos corporales, de los músculos oculares, de la frecuencia respiratoria, de la presión sanguínea, de la saturación del oxígeno en la sangre, del ritmo cardíaco y por observación directa de la persona mientras duerme.

    Polisomnografia-pediatrica-.pg-109 Polisomnografia-adulto-pg-109
     Polisomnografía infantil 
     Polisomnografía en adultos

    En resumen, mediante esta prueba se estudia el número y la duración de las “apneas del sueño” que suceden mientras el paciente duerme,a sí como el grado de saturación de oxígeno que producen. Por lo tanto nos proporciona información de la importancia y gravedad de las apneas del sueño y, en función de esto tomar la alternativa más adecuada para el paciente.
    Se realiza en centros especializados de estudio del sueño, en donde la persona que se va a someter a esta prueba permanecerá acostada en una cama. El estudio normalmente se lleva a cabo durante la noche para poder reproducir los patrones de sueño normales y, se le colocan al paciente unos electrodos en el cuero cabelludo, en el reborde externo de los párpados y en la piel del mentón. Es importante, para que la prueba sea exacta, que la persona no tome ningún medicamento para dormir, ni alcohol, ni bebidas que contengan cafeína, antes del examen.
  5. Técnicas de imagen. Estas técnicas son necesarias para obtener información de los tejidos blandos y óseos de la vía aérea superior.

    Entre ellas nos encontramos con: TC, RMN craneal, Scanner de senos y cavum y, como prueba más importante el análisis cefalométrico o CEFALOMETRÍA.

    Definición:
    Prueba que permite una interpretación bidimensional estática de la vía aérea superior (VAS), que proporciona información de la estructura anatómica esquelética, del espacio aéreo posterior, de la posición del músculo hioides y del paladar blando. El resultado de estas medidas métricas se compara con una plantilla que existe para pacientes con medidas normales.

    Actualmente la cefalometría se incluye en el protocolo de rutina de evaluación del paciente con SAOS, junto a la exploración clínica, la polisomnografía y la rinofibroscopia.
  6. Estudio facial y de la disposición maxilo-mandibular. La posición relativa de los maxilares va a condicionar a su vez la posición relativa del paladar y de la base de la lengua, influyendo en el mayor o menor espacio hipofaríngeo y, de ahí su importancia en la patogenia del SAOS.

    Es necesario en este caso, que exista una estrecha colaboración entre su médico Otorrinolaringólogo y su cirujano Maxilofacial.

TRATAMIENTO

El objetivo principal del tratamiento es mantener las vías respiratorias superiores abiertas, con el fin de permitir o reestablecer el flujo normal de aire, previniendo así los episodios de “apnea” durante el sueño.
 

El SAOS se puede producir por una obstrucción a nivel nasal o bien a nivel de la cavidad oral, donde además de valorar la longitud del paladar blando, el tamaño de las amígdalas y/o adenoides y, el tamaño de la lengua; también es importante evaluar la posición de los maxilares, que a su vez va a condicionar la posición relativa del paladar y de la base de la lengua.

Continuamente se están comercializando un gran número de dispositivos y de fármacos para el tratamiento del ronquido, aunque ninguno de ellos ha resultado ser útil para eliminarlo.

Actualmente existen múltiples tratamientos médicos eficaces, que incluyen tanto técnicas quirúrgicas como no quirúrgicas, siendo necesario que su médico Otorrinolaringólogo determine las más apropiadas en función de la causa o causas que provocan dicha obstrucción. 

a. Tratamiento no quirúrgico

a.1. Medidas higiénico-dietéticas
  • Llevar un estilo de vida saludable, incluyendo el ejercicio físico y una dieta sana.
    • Perder peso en casos claros de obesidad o sobrepeso.
      Por ejemplo: una disminución del 10%, produce una reducción de las apneas en un 32%.
    • Hacer una cena muy ligera a base de: fruta, derivados lácteos (queso fresco, yogourt, etc.), tortilla francesa, ensalada, verduras, pescado cocido o a la plancha, etc.
    • Evitar acostarse antes de que hayan transcurrido, como mínimo, dos o tres horas desde la cena.
    • Evitar el consumo de tabaco y la ingestión de alcohol, al menos cuatro horas antes de irse a la cama.
    • Evitar, siempre que se pueda, el consumo de fármacos hipnóticos, ansiolíticos y antihistamínicos, antes de ir a la cama.

a.2. Terapia posicional

  1. Dormir de medio lado, y nunca boca arriba.
  2. Mantener una inclinación de la cabecera de la cama aproximadamente de 15 cm, elevando las patas, e incluso también dormir con un par de almohadas.

a.3. Ortesis mandibular

 
A aquellos pacientes que presenten retrognatia (mandíbula retroposicionada), su médico ortodoncista le colocará una prótesis dentaria de avance mandibular, para adelantar el maxilar inferior durante el sueño y aumentar así el espacio orofaríngeo.

a.4. Bomba CPAP – Sistema de presión positiva de aire continuo

Es el tratamiento de elección para la Apnea obstructiva del sueño grave, que consiste en un equipo de ventilación con una máscara, que se coloca sobre la nariz o bien sobre la nariz y la boca durante la noche, que favorece una respiración mecánica, aumentando así la cantidad de aire inspirado por el paciente, sin incrementar el trabajo de la respiración y, evitando un colapso faríngeo.

Existen diferentes tipos de dispositivos CPAP:

  • CPAP fijas o manuales
  • CPAP automáticas
Es importante informar al paciente de que los beneficios de este dispositivo son a largo plazo y, no sirve con valorarla a corto plazo.

Un 25-50% de pacientes con Apnea no toleran este tipo de dispositivos, por lo que incumplirán el tratamiento con CPAP.

b. Tratamiento quirúrgico

Es fundamental identificar la o las regiones anatómicas responsables de la obstrucción, a la hora de seleccionar el procedimiento quirúrgico más adecuado:
 

1. OBSTRUCCIÓN A NIVEL NASOFARÍNGEO:

2. OBSTRUCCIÓN A NIVEL OROFARÍNGEO:

 
  • Hipertrofia del tejido Amigdalar. Se solucionará mediante el Procedimiento por Radiofrecuencia Inducida Amigdalar.
  • Hipertrofia del tejido Adenoideo (Vegetaciones). Es muy frecuente en NIÑOS y, se solucionará realizando una extirpación de las mismas o Adenoidectomía.
  • Relajación y alargamiento del paladar blando y/o tejido del paladar duro demasiado grueso.

    Se puede solucionar mediante:
    • Procedimiento por Radiofrecuencia Inducida de Paladar. Este procedimiento es necesario cuando el velo del paladar blando aparece muy relajado y grande, debido a que el paciente lleva largos periodos de tiempo durmiendo con la boca abierta, ocupando parte del espacio orofaríngeo y dificultando el paso de aire.

      Definición: Es una técnica que consiste en aplicar calor, a una temperatura de 70-75 ºC y a una frecuencia muy alta, a través de un electrodo bipolar, en distintos puntos del velo del paladar blando que se ha relajado demasiado, reduciendo y tensando la zona responsable del ronquido.
      Es muy frecuente la necesidad de reducir al mismo tiempo el tamaño de la úvula, mediante un bisturí eléctrico, si se observa un tamaño excesivo de la misma durante el estado de relajación del paciente.

      La energía de Radiofrecuencia se aplica en unos puntos preestablecidos del velo del paladar, creando así una zona de coagulación o reabsorción y consiguiendo que el tejido que se había ido descolgando por dormir con la boca abierta se tense, se acorte y se eleve hasta su posición inicial, dejando un espacio orofaríngeo suficiente para facilitar la entrada normal de aire.

      Es muy habitual que al mismo tiempo se aprecie en la mayoría de los pacientes una Hipertrofia de cornetes inferiores, la cual es responsable de la obstrucción nasal inicial y por lo tanto de que esta persona tenga que dormir con la boca abierta. En estos casos se procederá durante el mismo acto, a reducir dicho tejido mediante el empleo de otro electrodo bipolar específico para ellos, realizándose el Procedimeinto por Radiofrecuencia de Cornetes Inferiores.
      Incluso a veces es necesario corregir una cierta desviación del septum nasal, mediante la cirugía de Septoplastia; así como reducir la Hipertrofia Amigdalar y la Hipertrofia de Vegetaciones, mediante el Procedimiento de Radiofrecuencia Amigdalar y la cirugía de Adenoidectomía, respectivamente.
      Todas estas cirugías pueden combinarse sin ningún problema con el Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida de Paladar.

      Como resultado final, lo que se consigue al combinar una o varias de estas cirugías, es despejar las vías respiratorias altas reduciendo y aumentando el espacio orofaríngeo, logrando así restaurar la entrada normal de aire a través de ellas; ya que se considera la obstrucción nasal y de la cavidad oral una de las principales causas que ocasiona la “apnea del sueño”.

      Los resultados obtenidos mediante este procedimiento son apreciables por el paciente desde el primer momento, sobre todo a nivel de la obstrucción nasal y, una vez que caigan las pequeñas costras de cicatrización que se han formado en la pared interna de las fosas nasales.
      En la zona del velo del paladar los resultados tardarán un poco más en apreciarse, ya que al ser una zona más amplia y en constante movimiento tardará más tiempo en tensarse.

      Ventajas de este procedimiento:

      • Es ambulante, no precisa ingreso hospitalario.
      • Se realiza con sedación y siempre bajo la supervisión de un médico Anestesista.
      • Es rápido ya que dura aproximadamente 30 minutos.
      • Es prácticamente indoloro y el paciente tan solo tendrá una pequeña molestia a nivel del paladar.
        Es fundamental que el paciente cumpla durante 4 o 5 días una Dieta post-operatoria de RDF de Paladar, que se le prescribirá después de haber llevado a cabo  dicho Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida de Paladar.
      • Los cuidados post-operatorios son mínimos. Se le prescribirá al paciente un suero salino para favorecer la cicatrización a nivel nasal y, un antibiótico para evitar cualquier posible infección. Si es preciso y en casos puntuales, se podrá indicar un analgésico tipo paracetamol, para evitar esas pequeñas molestias.

      Al evitar el dolor asociado normalmente a las cirugías tradicionales y a las realizadas con láser, el paciente puede realizar una vida regular una vez hayan transcurrido 24 horas, evitando conducir o utilizar maquinaria pesada ese mismo día y, tan solo precisando el tratamiento farmacológico anteriormente mencionado. Es importante tener la precaución de ingerir alimentos blandos y fríos durante los cuatros días posteriores a la aplicación del procedimiento.

      El paciente debe estar informado de la necesidad de que exista una implicación total por su parte, que ayude a poner fin a las múltiples causas responsables de provocar SAOS y, que dependen exclusivamente de él. Nos referimos principalmente y siempre que sea preciso, al apartado de las medidas higiénico-dietéticas y de terapia postural.
    • UPPP (Uvulopalatofaringoplastia). Tradicionalmente se ha venido empleando esta técnica para remover el exceso de tejido de la parte posterior de la garganta; es decir, del paladar blando.
      Es una práctica bastante dolorosa y el post-operatorio resulta muy largo e incómodo para el paciente, siendo habitual que aparezca sangrado, insuficiencia velofaríngea, o estenosis nasofaríngea, con los consiguientes cambios en la voz y disfagia. Por ello, en la rutina habitual de nuestra clínica se reservará dicha técnica , exclusivamente, para aquellos pacientes que no respondan a ninguna otra alternativa o tratamiento.
     
  • Tamaño de úvula excesivo. Cuando la úvula o campanilla es muy larga, debido a su propia naturaleza o bien porque se ha ido estirando con el paso del tiempo, va a ocupar parte del espacio orofaríngeo. Es necesario en este caso proceder a seccionar, al mismo tiempo que se lleva a cabo el Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida de Paladar, parte de la úvula con un bisturí eléctrico, disminuyendo también así su peso sobre el paladar blando. Ésta técnica se denomina UVULECTOMÍA.
 

3. OBSTRUCCIÓN A NIVEL HIPOFARÍNGEO:

  • Base de lengua muy grande.

    Se puede solucionar mediante:

    • Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida de la base de la lengua.
    • Osteotomía del mentón, mediante el avance de los músculos Geniogloso y Geniohioideo – Técnica de Riley Se realiza una sencilla intervención, durante la cual se corta una pequeña ventana rectangular en la zona anterior del maxilar inferior, rotándola posteriormente, logrando así avanzar la base de la lengua, aumentando a su vez el tamaño de las vías respiratorias superiores.
  • Tamaño de lengua muy grande o Macroglosia. Se puede solucionar mediante:

    • Reducción del tamaño de la lengua mediante el Procedimiento de Radiofrecuencia Inducida.
    • Glosectomía de la línea media de la lengua.
  • Retrognatia o micrognatia (mandibular y/o maxilar): Si el paciente tiene una mandíbula retroposicionada o de pequeño tamaño, es fundamental comprobar si ésta disposición anatómica es la responsable o no de provocaruna obstrucción a nivel de la hipofaringe. En estos pacientes en concreto, el tratamiento quirúrgico maxilofacial, donde interviene un equipomultidisciplinar compuesto por un especialista en Otorrinolaringología y un cirujano Maxilofacial, resulta ser en la actualidad el más eficaz.

    Se puede solucionar mediante:

    • Empleo de dispositivos orales. Se remitirá al ortodoncista, quienpreviamente a la cirugía Ortognática y, mediante unos dispositivos orales procederá a corregir las malposiciones dentarias.
    • Cirugía ortognática tradicional. Es una rama de la Cirugía Maxilofacial, que consiste en solucionar severas malformaciones faciales y maxilares, donde las malposiciones dentarias adoptan una especial relevancia.
      Como fase inicial es fundamental un tratamiento ortodóncico pre-quirúrgico, con una duración de entre seis a doce meses, mediante el cual el ortodoncista sitúa los dientes en unas posiciones predeterminadas, corrigiendo así las compensaciones fisiológicas. Posteriormente, en quirófano y mediante anestesia general, el cirujano maxilofacial moviliza las estructuras óseas pertinentes mediante osteotomías, o fracturas de los huesos, hasta lograr una oclusión adecuada.

      Dependiendo del tipo de malformación, será necesario actuar sobre el maxilar superior, la mandíbula o sobre ambas estructuras óseas (aproximadamente en un 70% de los casos).

      En aquellos pacientes, en los que una vez estudiada la vía aérea superior, se observa que este tipo de malformación es la principal responsable de la presencia del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño, por provocar una obstrucción o colapso a nivel hipofaríngeo, la cirugía Ortognática y, siempre que se hayan agotado otras posibilidades, se puede considerar como la opción más adecuada para aumentar el espacio de la vía aérea superior y por lo tanto incrementar la respiración del paciente, gracias al avance mandibular logrado.
    • Cirugía ortognática por distracción curvilínea u Osteogénesis por distracción mandibular.

      Definición: Es un tipo de Cirugía Ortognática que se basa en formar gradualmente hueso nuevo, mediante el alargamiento de huesos ya existentes.
      Esta técnica se aplica a los huesos del macizo craneofacial, y en especial a la mandíbula, para tratar defectos mandibulares que aparecen en diferentes síndromes, como por ejemplo en: Treacher Collins, Microsomía Hemifacial, Pierre Robins, Apnea Obstructiva del Sueño y otras deformidades secundarias.

      Durante la Osteogénesis por Ddstracción curvilínea, el cirujano maxilofacial, realizará una osteotomía oblicua o fractura simple del hueso y, colocará un dispositivo interno – distractor de tipo curvilíneo- se va a ir produciendo gradualmente un alargamiento natural de dicho hueso en esa dirección, ocupando así el espacio vacío que se ha creado. Este tipo de cirugía se realiza en quirófano mediante anestesia general.

      El dispositivo interno de distracción permite un avance mandibular de 1 mm/día, hasta alcanzar la posición adecuada, pudiendo avanzar como máximo unos 15 mm sin necesidad de injerto óseo. Una vez que se ha logrado una correcta distracción mandibular, se procede a retirar dicho dispositivo, mediante anestesia local.
    • Avance bimaxilar. Cuando existe una obstrucción hipofarígea, con una vía aérea superior muy estrecha, se puede solucionar mediante un avance bimaxilar, que consiste en realizar al mismo tiempo:
         - Osteotomía del maxilar superior o Cirugía Le Fort I
         - Osteogénesis por distracción curvilínea de la mandíbula(ver en la parte
           superior).


      Gracias a la cirugía de avance bimaxilar se logra por un lado nivelar el plano oclusal y, por otro, desplazar en una misma intervención la cara, el maxilar superior e inferior y la base de la lengua hacia delante,. De esta manera se logra incrementar el espacio de la vía aérea superior, mejorando así la respiración del paciente.

      Esta técnica se empleará “siempre” en último lugar, una vez que se hayan realizado otras cirugías, y se compruebe que el paciente todavía no ha mejorado lo suficiente.
  • Vía aérea estrecha.
    Se soluciona mediante una Traqueotomía. Técnica quirúrgica que logra abrir el paso de las vías aéreas.
    Hoy en día se tiende a realizarla cada vez menos, tan solo cuando no existen otras opciones o bien éstas han fracasado.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN:

Se ha establecido un protocolo de actuación por etapas a la hora de llevar a cabo todas estas cirugías descritas, comenzando por la Fase I y, una vez que los resultados obtenidos no son del todo satisfactorios, se propondrían las técnicas quirúrgicas incluídas en la Fase II.

 

FASE I:

  • Cirugía nasal:
    • Radiofrecuencia Inducida de cornetes inferiores
    • Septoplastia
  • Cirugía de paladar:
    • Uvulopalatoplastia (UPPP)
    • Radiofrecuencia de paladar blando
  • Osteotomía del mentón. Se realiza una tracción de la base de la lengua, mediante el avance de los músculos Geniogloso y Geniohioideo o Técnica de Riley.

FASE II:

 
  • Osteotomía maxilomandibular de avance:
    • Osteotomía mandibular superior -Le Fort I
    • Osteogénesis por Distracción de la mandíbula inferior
  • Glosectomía de la línea media de la lengua
JoomShaper