logo

blanco

SÍNDROME DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO INFANTIL

Definición: Trastorno que se caracteriza por episodios de suspensión de la respiración (apnea o hipoapnea), debidos a la obstrucción parcial o completa de las vías aéreas superiores (VAS) y, que pueden suceder varias veces mientras la persona está durmiendo.

Podemos afirmar, que casi la totalidad de los casos de SAOS infantil son debidas a un crecimiento exagerado de las Amígdalas o Hipertrofia Amigdalar y/o de las Adenoides o Hipertrofia de Vegetaciones, que invaden las vías respiratorias impidiendo el flujo normal de aire, haciendo que el niño ronque al tener que dormir con la boca abierta. Debido a que el niño tiene que hacer mucho más esfuerzo para respirar por la boca que por la nariz, es habitual observar durante el sueño una gran extensión de la postura de la cabeza y del cuello, que la lengua baje, que se constriña la arcada maxilar, etc., produciendo todo esto una respiración anormal y muy ruidosa.

Aunque en la mayoría de los casos es suficiente con reducir la Hipertrofia Amigdalar y/o eliminar los Adenoides, es cierto que en un % elevado de pacientes, no es suficiente esto para resolver el problema, sino que es necesario reducir también el tamaño de los cornetes, en aquellos casos en los que se aprecie una Hipertrofia de Cornetes Inferiores. También podemos encontrarnos ante  una situación en la cual el tabique nasal está desviado, pero como se trata de un tejido de crecimiento, es mejor no tocarlo en niños hasta que alcancen el desarrollo completo (18 años).

 

Es importante durante la exploración otorrinolaringológica identificar tempranamente en los niños posibles estructuras faciales anómalas, sobre todo si tenemos en cuenta que a los 4 años un 60% de su estructura facial ya está constituida y, en la pubertad está formada un 90% de la misma.

De todo esto se puede deducir la importancia de identificar tempranamente los problemas respiratorios, antes de que aparezca la Apnea del Sueño en fase adulta, sobre todo en niños que pertenecen a familias donde ya se han diagnosticado previamente casos de SAOS.
Además debemos tener en cuenta que durante la pubertad, las estructuras faciales (lengua y otros tejidos) siguen creciendo, pudiendo llegar a obstruir la vía respiratoria.

 

El problema del ronquido y/o de la apnea es hereditario, debido a que en la mayoría de los casos las dimensiones del paladar en los niños son o terminan siendo las mismas que las de sus padres.
Por lo tanto, los factores genéticos junto con los factores medioambientales, influyen en el desarrollo facial y craneal, teniendo un importante impacto en la vía aérea superior y, afectando por lo tanto a la respiración normal del niño.

Además, hay que considerar que la existencia de cierta resistencia respiratoria tiene a su vez una importante repercusión en el futuro desarrollo y crecimiento orofacial del niño, pudiendo provocar malformaciones a este nivel.

 

SÍNTOMAS

 

Los síntomas más frecuentes debidos al SAOS infantil son:  

  • Problemas de peso. Ver Dieta hipocalórica Mediterránea.
  • Sudoración nocturna.
  • Hiperactividad. Este tipo de reacción es debido a que el niño intenta contrarrestar la somnolencia diurna.
  • Dificultad para dormir: ronquido, pesadillas, terror nocturno, etc.
  • Enuresis nocturna.
  • Irritabilidad, agresividad, etc.
  • Cansancio físico diurno.
  • Somnolencia anormal e injustificada durante el día.
  • Déficit de atención escolar, trastorno de la memoria, etc.
  • Bruxismo.
  • Migraña matutina.
  • Deformidades del paladar.

      PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

       

      Es fundamental que su médico Otorrinolaringólogo realice una adecuada evaluación pre-quirúrgica, que incluirá:

      1. Cuidadoso estudio del historial clínico del niño o Anamnesis, incluyendo una entrevista personal con los padres que constará de una serie de preguntas sobre la somnolencia diurna, la calidad del sueño, los hábitos de sueño y la existencia de otros síntomas relacionados, como: cansancio físico, falta de concentración, hiperactividad, etc.
      2. Rinofibroscopia. Exploración física de la vía aérea superior, mediante un rinofibroscopio, de la nariz, orofaringe y laringe, para poder detectar ciertas anomalías anatómicas que puedan predisponer al paciente a padecer este trastorno.
        Este tipo de exploración se llevará a cabo siempre que la edad del niño y su actitud lo permita.
      3. Estudio del sueño o POLISOMNOGRAFÍA, Es difícil detectar el problema respiratorio en niños, por lo que es importante llevar a  cabo este tipo de prueba.
      4. Técnicas de imagen: TC, RMN craneal, Scanner de senos y cavum y, Análisis Cefalométrico o CEFALOMETRÍA.
        Estas técnicas son necesarias para obtener información de los tejidos blandos y óseos de la vía aérea superior.
      5. Estudio facial y de la disposición maxilo-mandibular. La posición relativa de los maxilares, va a condicionar a su vez la posición relativa del paladar  y de la base de la lengua, influyendo en el mayor o menor espacio hipofaríngeo y, de ahí su importancia en la patogenia del SAOS.
        Es necesario en este caso, que exista una estrecha colaboración entre su médico Otorrinolaringólogo y su cirujano Maxilofacial.

      Por todo ello, es importante realizar una minuciosa exploración de las estructuras orofaríngeas del niño (hipertrofia de cornetes inferiores, hipertrofia amigdalar, hipertrofia de adenoides, tamaño del cuello, tamaño y posición de la mandíbula, etc.), para poder llevar a cabo una rápida y correcta actuación.

       

      TRATAMIENTO

      Existen múltiples tratamientos médicos eficaces, que incluyen tanto técnicas quirúrgicas como no quirúrgicas, siendo necesario que su médico Otorrinolaringólogo determine las más apropiadas en función de la causa o causas que provocan dicha obstrucción.

       

      a. Tratamiento no quirúrgico

      a.1. Tratamiento ortodóncico

      Se remitirá el niño a un Otodoncista, quien mediante unos dispositivos orales procederá a corregir las malposiciones dentarias.
      En caso de que sea necesario realizar una cirugía Ortognática, una vez que haya finalizado el desarrollo del niño (18 años), el tratamiento ortodóncico se debe llevar a cabo previamente.

        b. Tratamiento quirúrgico

        Es fundamental identificar la o las regiones anatómicas responsables de la Obstrucción nasal, a la hora de seleccionar el procedimiento quirúrgico más adecuado:

         

        ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

        Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

        Acepto

        En cumplimiento con lo establecido en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) y en adecuación con la Directiva Europea 2009/136/CE, "JUAN CARRERO FERNÁNDEZ" le informa que este sitio Web utiliza cookies, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. A continuación encontrará información sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este portal, cómo puede desactivar las cookies en su navegador y cómo desactivar específicamente la instalación de cookies de terceros. Si no encuentra la información específica que usted está buscando, por favor diríjase a info@clinicajuancarrero.es" style="color: rgb(90, 56, 3); font-family: "PT Sans"; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased !important;">info@clinicajuancarrero.es.

         

        ¿Qué son las cookies?

         

        Las cookies son pequeños archivos que algunas plataformas, como las páginas web, pueden instalar en su ordenador, smartphone, tableta o televisión conectada. Sus funciones pueden ser muy variadas: almacenar sus preferencias de navegación, recopilar información estadística, permitir ciertas funcionalidades técnicas, etcétera. En ocasiones, las cookies se utilizan para almacenar información básica sobre los hábitos de navegación del usuario o de su equipo, hasta el punto, según los casos, de poder reconocerlo.

         

        ¿Por qué son importantes?

         

        Las cookies son Útiles por varios motivos. Desde un punto de vista técnico, permiten que las páginas web funcionen de forma más ágil y adaptada a sus preferencias, como por ejemplo almacenar su idioma o la moneda de su país. Además, ayudan a los responsables de los sitios web a mejorar los servicios que ofrecen, gracias a la información estadística que recogen a través de ellas. Finalmente, sirven para hacer más eficiente la publicidad que le mostramos, gracias a la cual le podemos ofrecer servicios de forma gratuita.

         

        ¿Todas las cookies tienen la misma función?

        No, hay diferentes tipos de cookies y se utilizan para diferentes propósitos. Las cookies se pueden diferenciar por función, duración y quién las almacena y gestiona en una página web.

         

        En función de quién las almacena y gestiona en la página web pueden ser:

         

        Cookies propias: son las que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

         

        Cookies de terceros: Son las que se envían a un equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor sino por un tercero que trata los datos obtenidos a través de las cookies.

         

        En función de su duración o plazo de tiempo que permanecen activadas:

         

        Cookies de sesión: se utilizan para recabar y almacenar datos durante el tiempo que el usuario accede a la página, una vez que cierra la página, desaparecen.

         

        Cookies persistentes: los datos que se recogen con estas cookies permanecen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un período determinado de tiempo que es definido por el responsable de la cookie.

         

        En función de la finalidad:

         

        Cookies técnicas: son las que permiten el correcto funcionamiento de la página web y una navegación correcta.

         

        Cookies de personalización: son las que permiten acceder a la página con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios del terminal del usuario, son las que permiten recordar tus preferencias para una utilización de forma eficiente y efectiva de la web.

         

        Cookies analíticas: permiten al responsable, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que está vinculada. Sirven para entender como el usuario utiliza la página web, ver qué funciona y qué no, de esta forma permite elaborar perfiles de navegación, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.

        Cookies publicitarias: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en su web desde la que presta el servicio sobre la base de criterios como el contenido.

         

        Cookies de publicidad compartamental: permiten la gestión de forma eficaz de los espacios publicitarios que el editor tenga en la web desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan la información del comportamiento de los usuarios a través de una observación continuada de sus hábitos de navegación, y desarrolla un perfil específico para mostrar la publicidad en función del mismo.

         

        ¿Cuáles son las utilizadas por http://www.clinicajuancarrero.es?

         

        En concreto, http://www.clinicajuancarrero.es utiliza las siguientes cookies:

         

        Cookies técnicas o funcionales.- Las cookies funcionales son las estrictamente necesarias e indispensables para proporcionar los servicios solicitados por los usuarios en este sitio Web de manera óptima. Su función es recoger datos puramente técnicos (sistema operativo, control del tráfico, recordar pedidos, seguridad, etc.), sin recabar datos identificativos de su persona.

         

        Cookies analíticas.- Las cookies analíticas recogen información para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. La analítica de la Web es la medida, recolección, análisis y creación de informes de los datos de Internet con el propósito de entender y optimizar el uso del sitio Web. Este tipo de cookies se utilizan en el dominio http://www.clinicajuancarrero.es

         

        Únicamente para su información, le señalamos qué otros tipos de cookies existen. No obstante, le indicamos que http://www.clinicajuancarrero.es NO las utiliza:

         

        Cookies de personalización.- Estas cookies están destinadas a fijar los criterios básicos y concretos del terminal del usuario (idioma, tipo de navegador, configuración regional de acceso al servicio, etc.), sin que sirvan para configurar un perfil de usuario.

        Cookies sociales.- Las cookies sociales son las utilizadas por las redes sociales externas (Facebook, Google+ y Twitter). Su función es controlar la interacción con los widgets sociales dentro de la página.

         

        Cookies de publicidad comportamental.- Son aquellas con la capacidad de almacenar datos referentes a su comportamiento y hábitos de navegación, como, por ejemplo, sus destinos y actividades preferidos. Fruto de este almacenamiento y procesamiento, es posible obtener un perfil específico del usuario que mejore y dé mayor eficacia a las ofertas publicitarias que se muestran durante la navegación.

         

        En concreto, las cookies que utiliza http://www.clinicajuancarrero.es són:

         

        COOKIES PROPIAS DE  http://www.juancarrero.es (Obligatorias para su correcto funcionamiento)

        Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

        cookieaccept            1 mes desde la aceptación por parte del usuario        Utilizada por la barra de aceptación de cookies para determinar si el visitante ha aceptado o no su uso

        _fbp   3 meses             Utilizada por Facebook para proporcionar una serie de productos publicitarios como pujas en tiempo real de terceros anunciantes.

        COOKIES DE TERCEROS: Google

        Nombre Tiempo de caducidad         Descripción

        __utma  2 años desde la configuración/actualización                Se utiliza para distinguir usuarios y sesiones. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies _utma previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

        __utmb  30 min. desde la configuración/actualización              Usada para determinar nuevas sesiones/visitas. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y no existen cookies __utbm previas. Se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

        __utmc  Final de la sesión de navegador       No se utiliza en ga.js. Utilizado para la interoperabilidad con urchin.js. Históricamente, esta cookie operaba en conjunto con la cookie __utmb para determinar si el usuario estaba en una nueva sesión/visita.

        __utmz  6 meses desde la configuración/actualización             Almacena la fuente de tráfico o campaña que explica cómo llegó el usuario a la web. Se crea cuando la biblioteca javascript se ejecuta y se actualiza cada vez que los datos se envían a Google Analytics.

        __utmt   Caducan al finalizar la sesión            Esta cookie se utiliza para procesar el tipo de solicitud requerida por el usuario

        _ga         Caducan a los 24 meses (2 años)     Almacena un identificador de cliente único (ID de cliente), que es un número generado aleatoriamente. Una vez generado el ID, se almacena en la cookie y se incluye en cada hit o solicitud que se envía a Google Analytics. Después, los servidores de Google Analytics lo utilizan para calcular los datos de usuarios, sesiones y campañas.

        _gat        1 minuto               Se usa para limitar el porcentaje de solicitudes

        _gid        24 horas                Se usa para distinguir a los usuarios.

        ¿Cómo puedo configurar mis preferencias?

        Puede permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones de su navegador de internet. En el caso en que las bloquee, es posible que ciertos servicios que necesitan su uso no estén disponibles para usted.

        A continuación le ofrecemos enlaces en los que encontrará información sobre cómo puede activar sus preferencias en los principales navegadores:

        Google Chrome
        Mozilla Firefox
        Internet Explorer
        Safari para IOS (iPhone, iPad)
        Cookies Flash

        JoomShaper